Ataque de EEUU mata a dos de al-Shabab en Somalia

Un ataque militar estadounidense a un vehículo en que viajaban miembros jerárquicos de un grupo miliciano vinculado con al-Qaida en Somalia mató el lunes a por lo menos dos personas, incluso el principal experto en explosivos del grupo, dijeron un miliciano y un funcionario de inteligencia del gobierno.

Un jefe militar de Estados Unidos dijo que hubo un ataque a un blanco terrorista en Somalia el lunes, pero no dio detalles. Habló con la condición del anonimato por no estar autorizado a discutir públicamente el hecho.

Un miembro de al-Shabab que dijo llamarse Abu Mohamed afirmó que uno de los muertos era el experto en explosivos conocido como Anta. Agregó que un avión teledirigido disparó contra el automóvil en la región de Juba Central. Mohamed aseguró que no fue un ataque con helicópteros.

Un funcionario de inteligencia en Mogadiscio dijo que el ataque ocurrió cuando miembros de al-Shabab fueron a intervenir en una disputa en un clan. Insistió en no ser identificado por no estar autorizado a informar al respecto.

Este mes, comandos navales estadounidenses incursionaron en una población costera somalí para apresar a un miembro keniano de al-Shabab. Los comandos se retiraron antes de capturar o matar a su blanco. El blanco de ese ataque --Abdulkadir Mohamed Abdulkadir, conocido como Ikrima-- fue identificado como arquitecto de un ataque al parlamento de Kenia y la oficina de las Naciones Unidas en Nairobi en 2011 y 2012.

Si se confirma el ataque del avión no tripulado en Somalia será una prueba más de la importancia creciente que las potencias occidentales asignan a las operaciones antiterroristas en la saliente del Africa, particularmente Somalia. Esa nación del este africano ha sido objeto de varios ataques militares --a menudo considerados de aviones teledirigidos-- en los últimos años.

Milicianos de al-Shabab atacaron un centro de compras en Nairobi, Kenia, el 21 de septiembre y dejaron un tendal de por lo menos 67 muertos. Al-Shabab amenazó más ataques en suelo keniano a menos que Kenia retire sus soldados de Somalia.