EEUU: Producción industrial sólo sube 0,1%

La producción industrial estadounidense apenas creció en septiembre, un indicio más de que la economía ha sufrido una desaceleración incluso antes de que comenzara el cierre parcial del gobierno el 1 de octubre.

La producción fabril apenas aumentó un 0,1%, informó el lunes la Reserva Federal, frente a un 0,5% en agosto, cifra ligeramente menor a lo reportado anteriormente.

Los fabricantes de automóviles aumentaron su producción en septiembre, pero ese aumento fue contrarrestado por la disminución en la fabricación de computadoras, muebles y electrodomésticos.

La producción industrial en general aumentó un 0,6% en septiembre, en gran medida debido a un incremento del 4,4% en la producción de las empresas de servicios públicos, que vieron mermada su producción en cinco meses. Pero septiembre fue un mes inusualmente cálido, lo que seguramente provocó un aumento en el uso del aire acondicionado.

La producción minera, que incluye la extracción de petróleo, creció un 0,2%, su sexto aumento consecutivo.

La producción fabril es el mayor componente de la producción industrial. Había mostrado indicios de recuperación a mediados de año, lo que incrementó las esperanzas de que el ese sector encabezara el crecimiento económico en el segundo semestre.

Pero varios informes han sugerido que tanto las empresas como los consumidores se han tornado más cautelosos antes de que el gobierno sufriera 16 días de paralización parcial, y la contratación laboral se ha desacelerado. Ambos factores podrían debilitar la economía hasta el próximo año.

Los pedidos de maquinaria industrial y otros bienes de capital, indicio de la confianza empresarial en la economía, bajaron de forma notable en septiembre, informó el gobierno la semana pasada. Los economistas siguen con atención esos pedidos porque suelen ser un indicio de expansión.

Aun así, un indicador del sector fabril mostró que la actividad de las fábricas en general creció en septiembre a su nivel más rápido en dos años y medio. El sondeo del Instituto de Gerencia de Suministros destacó que la producción aumentó y los fabricantes aceleraron la contratación laboral, mientras que los nuevos pedidos de bienes aumentaron, aunque no tanto como el mes anterior.

Algunos economistas ven eso como un indicio de que el sector fabril quizá se recupere a fines de año o principios del 2014.