Ataques sacuden estado mexicano afectado por narco

El estado occidental de Michoacán fue sacudido con inusuales ataques simultáneos a estaciones eléctricas que dejaron a cientos de miles sin luz y enfrentamientos en los que murieron al menos cinco personas, en el último episodio de violencia en una zona afectada por el narcotráfico y que algunos ven como reacción de un cartel de las drogas ante presiones de grupos de "autodefensa".

El vocero en materia de seguridad del gobierno federal, Eduardo Sánchez, informó el lunes que tres hombres presuntamente vinculados con los atentados fueron detenidos por agentes federales, mientras que otras dos personas que también tendrían alguna responsabilidad murieron en un enfrentamiento con militares.

El funcionario, quien dio un mensaje a la prensa y no aceptó preguntas, no dijo si los hombres pertenecían a algún grupo específico del crimen organizado

Los ataques a las instalaciones eléctricas federales en al menos 14 municipios de Michoacán ocurrieron la madrugada del domingo, horas después de que grupos de "autodefensa" realizaran una manifestación en Apatzingán, una comunidad considerada la principal plaza del cartel de Los Caballeros Templarios, que ha mantenido asediadas diversas zonas del estado pese a operaciones constantes de militares y policías federales.

También hubo ataques a seis gasolineras, según el gobierno federal.

El mismo domingo, autoridades reportaron la muerte de cinco personas en una zona cercana a Apatzingán.

Las autoridades no han dicho si los muertos estarían vinculados a los ataques, aunque los grupos comunitarios aseguraron que en medio de los apagones hubo enfrentamientos con pistoleros de Los Caballeros.

Líderes de los grupos de "autodefensa" dijeron que el ataque a las instalaciones eléctricas fue realizado por integrantes de Los Caballeros Templarios en represalia a su incursión a Apatzingán.

"Los Caballeros Templarios atacaron todos los centros de distribución de la luz en toda la región", dijo a The Associated Press José Luis Mireles, uno de los líderes de las "autodefensas" en la comunidad de Tepalcatepec, cercana a Apatzingán.

Dijo que las "autodefensas" entraron el sábado sin armas a Apatzingán, donde aseguró que fueron atacados por miembros de Los Caballeros, que horas después habrían lanzado los ataques a las instalaciones eléctricas, algunos a tiros y otros con algunos artefactos incendiarios.

La madrugada del domingo, mientras varias comunidades estaban sin luz, dijo que fueron atacados por integrantes del cartel y se dieron enfrentamientos.

Agregó que la policía sólo reportó el hallazgo de cinco cadáveres pero aseguró que miembros de las "autodefensas" reportaron haber visto al menos 12 cuerpos.

La Comisión Federal de Electricidad informó el lunes en un comunicado que los ataques a sus instalaciones afectaron a poco más de 420.000 personas. El vocero de seguridad dijo en el mensaje a la prensa que la tarde del lunes se restableció al 100% el servicio.

El secretario de Gobierno de Michoacán, Jaime Mares, dijo el lunes en declaraciones en Radio Fórmula que los atentados fueron realizados por "el crimen organizado", aunque dijo que aún no se tenía con certeza el grupo.

Michoacán, en el oeste del país, es un estado donde en 2006 el gobierno del entonces presidente Felipe Calderón lanzó una ofensiva contra el narcotráfico, en medio de diversos hechos de violencia atribuidos entonces al cartel de La Familia, que con el paso del tiempo recibió diversos golpes y tras una división interna dio origen a Los Caballeros Templarios, que ahora dominan el territorio del estado.

Los grupos de "autodefensa" comenzaron a surgir en Michoacán a principios de 2013 para intentar defenderse y enfrentar a Los Caballeros Templarios, un grupo con tintes religiosos que además del narcotráfico se ha dedicado a secuestrar y extorsionar a habitantes de Michoacán.

Meses antes de la aparición de las "autodefensas" Los Caballeros comenzaron a enfrentarse con el Cartel Jalisco Nueva Generación, que buscaba penetrar en Michoacán.

Un funcionario del gobierno federal, no autorizado a ser identificado por políticas internas, dijo el lunes a la AP que algunos grupos de "autodefensas" han sido infiltrados por el Cartel Jalisco Nueva Generación en su intento por ganarle espacios a Los Caballeros.

El funcionario federal dijo que al parecer Los Caballeros enfrentan una debilidad que buscan aprovechar otros grupos rivales.

Sin mencionar específicamente a un grupo, añadió que la irrupción en Apatzingán pudo haber generado el ataque a las instalaciones eléctricas y que el propósito habría sido dejar sin luz a las comunidades para que la gente se sienta insegura.

José Luis Mireles, uno de los líderes de las "autodefensas" en Michoacán, rechazó que el Cartel Jalisco Nueva Generación esté detrás de ellos y consideró que es un intento de justificación de la ineficacia gubernamental para enfrentar a Los Caballeros.

"Quieren justificar su estupidez argumentando que es otro cartel que viene en apoyo de nosotros. Y no es cierto", dijo Mireles a la AP.

Por lo pronto, la Procuraduría General de la República encabeza las investigaciones tras los ataques a las instalaciones eléctricas.

En la ciudad de México, el senador del conservador Partido Acción Nacional (PAN), Roberto Gil, dijo que el Ejecutivo federal debería solicitar al Congreso la desaparición de poderes, una figura legal por la que se destituye a todo un gobierno y se nombra uno sustituto.

En respuesta al comentario de Gil, el secretario de Gobierno de Michoacán rechazó que el estado sea "un estado fallido" y dijo que si bien "tenemos una situación difícil y complicada", las autoridades estatales "la estamos enfrentando" con apoyo del gobierno federal.

-----

Contribuyó con esta nota el periodista de The Associated Press E. Eduardo Castillo, desde Ciudad de México.