FARC libera a estadounidense sin poner condiciones

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia calificaron el lunes como una señal de buena voluntad de su parte la liberación la víspera del ex militar estadounidense Kevin Scott Sutay y aseguraron que no exigieron nada a cambio.

"El gesto de paz de la organización insurgente había sido postergado por la intransigencia del gobierno de (el presidente) Juan Manuel Santos al no permitir durante meses la intermediación humanitaria", expresó un breve comunicado leído por la dirigente rebelde Victoria Sandino.

Sandino habló antes de ingresar junto a la delegación guerrillera a una de las habituales jornadas de diálogo con los representantes del gobierno colombiano que se lleva adelante en esta capital desde hace un año.

El estadounidense fue entregado "a una misión humanitaria integrada por el CICR (Comité Internacional de la Cruz Roja), los países garantes en la mesa de los diálogos de paz, Noruega y Cuba, y un representante del gobierno colombiano", expresó el comunicado de Sandino.

Es la primera reacción de la organización rebelde tras la entrega sorpresiva el domingo de Scott Sutay, quien permanecía en poder de las FARC desde el 20 de junio.

Las FARC culparon a Santos por la tardanza en la liberación al no permitir la intermediación en sendas ofertas de la ex senadora Piedad Córdoba, y del reverendo norteamericano Jesse Jackson, quien incluso viajó a Cuba hace algunas semanas.

El gobierno colombiano se negaba a dar paso a lo que consideraba un "show mediático".

"Sin duda, en la concreción de esta liberación, jugó papel decisivo la determinación del Departamento de Estado de los Estados Unidos", dijo el comunicado leído por Sandino que no ofreció detalles sobre las gestiones realizadas por esta dependencia estadounidense.

La organización rebelde indicó que no reclamó nada a cambio de la devolución y que espera "ejerza influjos positivos" en los avances de los acuerdos de paz que se negocian en esta capital.

La captura del ex militar estadounidense generó tensión en medio de la negociación pues las FARC habían informado que no tomarían más rehenes.

En papeles, el ex militar, quien se desempeñó como ingeniero de combate de la Infantería de Marina, se encontraba como turista en Colombia.

Scott Sutay desoyó la advertencia de empleados del hotel donde se alojaba y vecinos de la San José del Guaviare cuando decidió viajar por tierra hasta Puerto Inírida, en el departamento de Guainía, vecino a Guaviare y fronterizo con Venezuela.

Actualmente el gobierno de Santos y las FARC adelantan conversaciones que podrían llevar a desactivar el conflicto armado de más de cinco décadas en el país sudamericano.

Las partes llevan una agenda preacordada de seis puntos y están negociando el número dos, referido a la participación política.

Noruega y Cuba, así como Chile y Venezuela funcionan como países facilitadores de la paz.

Creadas en la década de los 60, las FARC tiene unos 9.000 hombres en armas.

--------

Andrea Rodríguez esta en Twitter como: www.twitter.com/ARodriguezAP