Paraguay: protestan contra ley de privatizaciones

La policía usó gases para dispersar a sindicalistas de instituciones estatales e integrantes de organizaciones campesinas que protestaron el lunes frente al Congreso paraguayo por la aprobación de un proyecto de ley que otorga amplias atribuciones al presidente Horacio Cartes para privatizar algunos servicios públicos.

El comisario Enrique Isasi, jefe de la policía antimotines, explicó que los manifestantes lanzaron gases y la policía montada usó bastones de madera para dispersar a los que arrojaron piedras, botellas y destornilladores contra el edificio del Congreso.

A pesar de la dura represión, no se reportaron heridos graves.

El proyecto de ley preparado por Cartes fue aprobado hace dos semanas por ambas cámaras legislativas, aunque faltaba el acuerdo para conceder o no absoluto poder de decisión al mandatario para firmar convenios con los contratistas locales o extranjeros por un plazo de hasta 30 años.

Los diputados aprobaron la ley con una votación de 80 a favor y 15 en contra, con tres abstenciones y dos ausencias. Se prevé la privatización de algunos servicios públicos como la navegación por el río Paraguay, la transmisión eléctrica y el pago de peaje en rutas nacionales, en una primera etapa.

José Ibáñez, diputado del oficialista Partido Colorado, dijo que más adelante "el Poder Ejecutivo reglamentará la ley estableciendo el porcentaje de participación del Estado en los contratos con sectores privados".

José Pineda, secretario general del gremio de la administración nacional de electricidad, dijo en reunión con periodistas que la ley "entregará directamente los bienes patrimoniales del Estado al sector privado sólo con la decisión del presidente de la república".

"Nuestra lucha recién comienza. Vamos a seguir pidiendo al Congreso la derogación de la ley pero a partir de ahora estamos organizando una huelga general para paralizar el país".

Teodolina Villalba, secretaria general de la Federación Nacional Campesina, de centroizquierda, dijo a The Associated Press que Cartes "solamente piensa en vender las empresas públicas al sector privado. Eso significará que el pueblo pobre tendrá servicios más caros como el agua potable, telefonía con línea física, peaje por rutas que son del Estado y otros".

El ministro de Hacienda Germán Rojas dijo en conferencia de prensa que "en estos momentos se necesitan unos 30.000 millones de dólares para invertir en infraestructura y ponernos a la altura de los países vecinos. No existe ninguna posibilidad de obtener ese dinero a través de nuestras recaudaciones fiscales".

Paraguay tiene 6,2 millones de habitantes de los cuales el 38% es pobre y dentro de esa franja el 20% es miserable. El objetivo de Cartes es reducir la miseria en cinco años en un 8%.