Exclusiva AP: Israel fue blanco de ciberataque

Cuando el jefe militar de Israel dio un importante discurso este mes destacando las mayores amenazas que su país podría enfrentar en el futuro, mencionó el sabotaje informático como la máxima preocupación y advirtió que un sofisticado ataque cibernético podría algún día paralizar a la nación.

El general Benny Gantz no estaba hablando al aire. Exactamente un mes antes de su discurso, una importante arteria en la red nacional de caminos en la ciudad de Haifa, en el norte de Israel, quedó cerrada por un ciberataque, dijeron a The Associated Press expertos en seguridad informática. El ataque dejó inservibles operaciones clave dos días seguidos y causó cientos de miles de dólares en daños.

Un experto que habló con la condición del anonimato porque la falla en seguridad es un tema clasificado, dijo que un ataque troyano tuvo como blanco el sistema de cámaras de seguridad en el camino de cuota Carmel Tunnels el 8 de septiembre. Un ataque troyano se realiza a través de un programa malicioso que se instala sin que los usuarios lo sepan y puede dar a los hackers control completo sobre sus sistemas.

El ataque causó un cierre inmediato de 20 minutos en la autopista. Al día siguiente, dijo el experto, cerró el camino nuevamente en la hora pico de la mañana. La carretera permaneció cerrada ocho horas, causando una enorme congestión.

El experto dijo que los investigadores creen que el ataque fue trabajo de piratas informáticos sofisticados y desconocidos, similares al grupo de hackers Anonymous que encabezó atentados contra páginas de internet israelíes en abril. Agregó que los investigadores determinaron que no fue lo suficientemente sofisticado para ser el trabajo de un gobierno enemigo como Irán.

El experto dijo que el Ciberburó Nacional de Israel, un organismo secreto que se creó hace dos años y que reporta al primer ministro, estaba al tanto del incidente. La agencia se negó a hacer declaraciones, mientras que Carmelton, la empresa que supervisa el camino de cuota, lo atribuyó a un "fallo en las comunicaciones".

Aunque Israel es un blanco frecuente de los hackers, el túnel es el lugar más importante que ha sido atacado. Es una estratégica autopista para la tercera ciudad más grande de Israel y la urbe está buscando convertir el túnel en un refugio en caso de emergencia, lo que pone de relieve su importancia.

El incidente es exactamente el tipo de escenario que Gantz describió en su discurso. Dijo que las futuras batallas de Israel pueden comenzar con un "ciberataque en páginas de internet que dan servicios diarios a los habitantes de Israel. Los semáforos podrían dejar de funcionar, los bancos cerrarían", agregó.

Ya habido otros casos similares en el pasado. En 2005 Estados Unidos prohibió el uso no autorizado de equipos instalados en los carros patrulleros y ambulancias para controlar semáforos después que conductores inescrupulosos comenzaron a usarlos indebidamente para cambiar la luz de rojo a verde. En 2008 dos ingenieros de tráfico de Los Angeles se declararon culpables de penetrar ilegalmente el sistema de señales de tráfico y complicar el tránsito como parte de una disputa laboral.

Oren David, gerente de la unidad contra el fraude de la firma internacional de seguridad RS, dijo que aunque no tenía información sobre el incidente del túnel, este tipo de ataque "es el sello de una nueva era".

"La mayoría de estos sistemas son automatizados, sobre todo en seguridad, y son controlados a distancia, por internet o de otra manera, así que son vulnerables a un ataque cibernético", dijo. Israel, agregó, está "entre los países más atacados".

En junio, el primer ministro Benjamin Netanyahu dijo que Irán y sus aliados Jezbolá y Hamas han atacado "sistemas esenciales" de Israel, como acueductos, redes eléctrica, trenes y bancos.

"Todas las esferas de la vida civil, para no hablar de nuestra seguridad, son un objetivo para un ataque cibernético", dijo Netanyahu.

Las páginas de internet del gobierno israelí son objeto de cientos, y a veces miles, de ataque cibernéticos todos los días, dijo Ofir Ben Avi, jefe de la división de páginas de internet del gobierno.

Durante la ofensiva israelí en Gaza el año pasado hubo decenas de miles de ataques cibernéticos, desde negación de servicio, que abruma las páginas al abarrotarlas de tráfico, hasta intentos más sofisticados de robar palabras clave, dijo Ben Avi.

Bajo una amenaza constante, Israel se ha convertido en un líder mundial en ese campo y cuenta con unidades militares poco conocidas que desarrollan buena parte de la tecnología. El año pasado las fuerzas armadas israelíes crearon su primera unidad de ciberdefensa.

Expertos israelíes dicen que Irán y otras entidades hostiles han penetrado servidores israelíes este año y que el gobierno lo ha permitido para seguir la pista a los hackers y darles información de inteligencia falsa.

En preparación para ofensivas serias contra la infraestructura civil, la compañía nacional de electricidad de Israel lanzó un programa de capacitación para enseñar a ingenieros y supervisores de plantas eléctricas cómo detectar infiltraciones en lo.

La empresa, Israel Electric Corp., dice que sus servidores registran unos 6.000 ataques cibernéticos por segundo.

"Las grandes organizaciones, incluso países, se preparan para el gran día", dijo Yasha Hain, vicepresidente ejecutivo de la compañía. "Decidimos prepararnos para ser los primeros".

__

El redactor de la AP Raphael Satter en Londres colaboró con este despacho.

___

Daniel Estrin está en Twitter en www.twitter.com/danielestrin