Paraguay quiere nacionalizar siderúrgica

El presidente Horacio Cartes anunció el domingo el inicio de una ofensiva legal para recuperar la única compañía siderúrgica del país, Aceros del Paraguay (Acepar), vendida por el Estado en 1997 al sector privado por 35 millones de dólares pero que, pese al paso del tiempo, el precio fijado no ha sido honrado totalmente.

"Es nuestra obligación velar por este patrimonio estatal; la empresa, luego de la venta, fue objeto de saqueos permanentes, tiene maquinaria obsoleta, vende chatarras, no cumplió con las leyes laborales y hoy se encuentra al borde de la quiebra", dijo el mandatario en conferencia de prensa en la residencia oficial.

El procurador general Roberto Moreno agregó que Acepar fue vendida al Consorcio Siderúrgico Paraguayo (Cosipar), integrado en un 66% por la compañía Cerro Lorito y 34% por la Cooperativa de Trabajadores de la siderúrgica. La empresa se ubica en el pueblo Villa Hayes, a 50 kilómetros (31 millas) al oeste de Asunción.

"Hasta 2009 hubo tiempo para que se pagara totalmente el precio de la transferencia pero no se cumplió", señaló Cartes, añadiendo que "vamos a pedir un arbitraje y, mientras tanto, ante la justicia pedimos una medida cautelar para remover los actuales administradores y nombrar como nuevos administradores a representantes del Estado".

La AP intentó conocer la opinión de los delegados de Cosipar pero el sindicalista Antonio Riquelme explicó que la empresa contratará abogados para defenderse.