Miami, el rival a vencer en un Este muy apretado

Paul Pierce y Kevin Garnett se mudaron de Boston a Brooklyn, Derrick Rose se recuperó de una lesión en la rodilla e Indiana le renovó el contrato a Paul George y varios equipos más creen que tienen la capacidad para pelear por un puesto en los playoffs.

Pero al final de cuentas todo el mundo estará a la caza de Miami.

Con los resultados de los playoffs, el Heat ganó el 78% de sus partidos ante oponentes de la Conferencia del Este la temporada, el tercer mejor porcentaje de victoria de un equipo de la NBA contra sus rivales de conferencia en los últimos 16 años. El Heat ganó 39 de sus últimos 45 duelos contra conjuntos del Este, al conquistar el título del Este por tercer año seguido.

Esos números dejan bien claro que el Heat arrasó en el Este el año pasado.

Dicho eso, estuvieron a una derrota de ser eliminados por Indiana en la final de conferencia. Y esa es la señal para los otros 14 equipos en el Este, tal vez no todos, de que el Heat no es un quinteto invencible.

"Poder mantener el mismo nivel noche tras noche es un verdadero desafío", declaró Reggie Miller, el miembro del Salón de la Fama y ahora comentarista de televisión. "Y con otros equipos reforzados, será una batalla muy larga. Pero mientras se tenga al mejor jugador del planeta, nunca se puede menospreciar al Heat. Y eso es lo que ellos tienen LeBron James es el as de la baraja".

El Heat superó a los equipos del Este por 562 puntos con James en la cancha la pasada temporada. ¿Cuán dominante fue eso? Dwyane Wade fue número dos en esa lista, 192 puntos detrás del cuatro veces Jugador Más Valioso de la liga. James anotó 1.653 puntos contra rivales del Este la pasada temporada, uno menos que los conseguidos por el astro de los Knicks Carmelo Anthony ante los oponentes de conferencia. Pero Anthony tomó 244 tiros más.

"Siento que tengo margen para mejorar", avisó James.

Tales palabras no deben ser agrado para sus contrincantes.

Tras una larga recuperación por una lesión en la rodilla, la reaparición de Rose --un ex ganador del premio al Más Valioso de la liga-- pone a los Bulls nuevamente como un candidato al título. Los Pacers, que tienen en George a una estrella en pleno crecimiento, se inspiran por haber exigido al máximo a Miami en la última final de conferencia. Sin escatimar en salarios, Brooklyn apuesta al máximo para ganarlo todo ahora, confiando que Pierce y Garnett aún pueden dar pelea.