Gobernador de NJ critica a Washington por Sandy

El gobernador Chris Christie dijo comprender la frustración de las víctimas un año después de la devastación causada por la Supertormenta Sandy e insistió en que su gobierno no es el culpable de los retrasos en la entrega de la ayuda prometida a los damnificados.

En entrevista con The Associated Press a unos días de que se cumpla el 29 de octubre el primer aniversario del fenómeno climático, Christie responsabilizó al Congreso, que tardó tres meses en aprobar un plan de asistencia de 50.700 millones de dólares para la región, y a numerosas normas dispuestas para evitar el tipo de fraude ocurrido durante el huracán Katrina.

"Hemos hecho todo lo posible y creo que actuamos bien frente a las secuelas inmediatas", dijo Christie a la AP. "Desde entonces, hemos quedado como rehenes de dos situaciones, la demora de la ayuda y lo que yo llamo el 'factor Katrina', las normas más difíciles y detalladas en torno a la distribución de la asistencia".

La popularidad de Christie, que al parecer busca posicionarse para la candidatura presidencial republicana en 2016, se elevó después de la supertormenta porque se puso a trabajar de inmediato, salió con un jersey azul de vellón y llevó las riendas del estado durante el peor desastre natural ocurrido en Nueva Jersey.

La tormenta dejó sin electricidad a 5,5 millones de habitantes, causó daños a 360.000 casas y negocios e interrumpió el abasto de gasolina durante días.

En muchos aspectos Christie fue el rostro de la tormenta, ya fuera cuando abrazó al presidente Barack Obama durante una visita a la costa afectada o cuando consoló a una niña de nueve años que perdió su casa e indicó al gobernador que estaba asustada.

Sin embargo, últimamente algunos de sus admiradores se han transformado en detractores.

La frustración se desbordó la semana pasada durante una audiencia debido a la lentitud de la recuperación en Toms River, una de las poblaciones que registró los peores estragos durante el temporal.

"Estos programas tienen como fin ayudar; pero no lo hacen. Sólo ponen más obstáculos", dijo el doctor Vincent Giglio, médico del sector de Ortley Beach en Toms River, que fue arrasado por la tormenta y un año después sigue escasamente poblado.

Giglio afirmó que ha sido una batalla descomunal conseguir los pagos del seguro y la asistencia del gobierno.

Las víctimas de la tormenta se han quejado de que las aseguradoras pretenden reducirles los pagos y que lo estricto de las normas para recibir la asistencia les ha retrasado la reconstrucción.

Christie se negó a enviar un representante de su gobierno a cualquiera de las cuatro audiencias posteriores a Sandy porque, indicó, estaban encabezadas por demócratas que buscarían sacar ventaja política.

Cuando se le preguntó por el retraso de la ayuda, Christie dijo que las causas son los complicados requisitos que impone el gobierno federal.

"A las víctimas, les digo que tienen razón, es demasiado lenta (la ayuda), y me gustaría que el gobierno federal nos permitiera la flexibilidad para brindarles la asistencia con más rapidez".