Indagan si Sendero entrenó a cocaleros bolivianos

La fiscalía de Bolivia investiga si el grupo armado peruano Sendero Luminoso entrenó a cocaleros bolivianos que hace una semana asesinaron en una emboscada a cuatro agentes y un civil de una patrulla antidroga en el norte de Bolivia, cerca de la frontera con Perú, informó el sábado un fiscal.

"Estamos investigando si recibieron entrenamiento (militar) fuera del país... Es probable que haya sido con Sendero Luminoso pero está en investigación", dijo el fiscal Leopoldo Ramos a periodistas poco antes de una audiencia judicial de ocho cocaleros detenidos en los últimos días por sospecha de haber perpetrado el ataque en las cercanías del poblado de Apolo, a 190 kilómetros al norte de La Paz.

Dos militares, un policía y un médico de una brigada de erradicación de coca ilegal murieron a tiros el 19 de octubre en la comunidad de Miraflores, a unos 20 kilómetros de Apolo y a 70 kilómetros de la frontera con Perú, cuando se disponían a erradicar un sembradío de coca ilegal.

Tras el ataque, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, aseguró que se trató de una "emboscada planificada por narcotraficantes extranjeros". El presidente Evo Morales, líder honorífico del mayor sindicato cocalero, respaldó la hipótesis.

"Mis hermanos del campo nunca planifican acciones de carácter militar. (Yo) Sigo convencido, después de algunas informaciones preliminares, de que hay extranjeros que están operando, utilizando a algunos dirigentes campesinos", dijo el presidente hace cuatro días.

Pero todos los detenidos hasta ahora son cocaleros bolivianos. Ramos dijo que se busca a otros seis prófugos también campesinos de Apolo.

La presencia o no de narcos extranjeros es motivo de debate. Morales defiende la coca y a los cocaleros que cultivan en áreas permitidas, pero su plan de erradicación de cocales excedentes con apoyo de los propios sindicatos y que se desarrollaba de forma pacífica, ha tenido un giro violento en Apolo, una zona cocalera de menor importancia y donde las plantaciones ilegales no exceden las 150 hectáreas.

Es la primera vez que mueren agentes antidroga a manos de grupos armados cocaleros desde que Morales es presidente desde 2006.

El conflicto de Apolo "puso a Morales en la lista de presidentes que han tenido que enfrentar conflictos severos con productores de coca", dijo el periodista y analista Fernando Molina en su columna del diario Página Siete.