Irán ejecuta a 16 rebeldes por muerte de guardias

Las autoridades iraníes ejecutaron en la horca a 16 presuntos rebeldes de un grupo armado no identificado en represalia por la muerte de 14 guardias fronterizos iraníes en enfrentamientos cerca de la frontera con Pakistán, reportaron el sábado agencias de Irán.

La agencia semioficial de noticias citó al funcionario judicial local Mohamed Marzieh al decir que los 16 hombres fueron ejecutados el sábado por la mañana horas después de que los rebeldes emboscaron a los guardias el viernes por la noche en la región montañosa en las afueras de Saravan, un pueblo del sureste de Irán que hace frontera con Pakistán.

El reporte ofreció pocos detalles ni mencionó un juicio, lo que sugiere que los detenidos quizá fueron condenados y sentenciados a muerte, y sus ejecuciones se realizaron poco después del ataque.

De acuerdo con un reporte previo de IRNA, la agencia oficial de noticias de Irán, las autoridades investigaban si los agresores eran narcotraficantes o combatientes de grupos opositores al gobierno iraní, dado que ambos han emboscado ocasionalmente a elementos del ejército de Irán.

IRNA agregó que otros cinco guardias fronterizos resultaron heridos en el ataque.

Irán se encuentra en una importante ruta del tráfico de drogas entre Afganistán y Europa, al igual que los países del Golfo Pérsico. Grupos armados de la tribu baluchi también operan en el área, pero sus actividades habían decrecido recientemente.

Mientras tanto, un funcionario iraní dijo que el Ministerio de Inteligencia del país probaría que son ciertas las acusaciones de que la hija del líder opositor detenido Mir Hossein Mousavi mordió y golpeó a una mujer guardia durante una discusión que inició después de que recibió autorización para visitar a sus padres.

IRNA citó a un funcionario de seguridad cuya identidad no fue revelada diciendo que el Ministerio, que supervisa las detenciones de Mousavi y su esposa, investigará si la guardia cometió alguna anomalía o falla. Sin embargo, el funcionario dijo que la hija de Mousavi es considerada hasta ahora la culpable del incidente, indicando que ella fue quien insultó y agredió a la guardia.

Nargess Mousavi, por su parte, asegura que fue la guardia quien la golpeo en la cabeza y le mordió una muñeca después de que se rehusó a desnudarse en una supuesta revisión.

Mousavi, su esposa y su compañero de oposición Mahdi Karroubi se encuentran bajo arresto domiciliario desde principios de 2011 tras encabezar las protestas de 2009 sobre la cuestionada reelección del entonces presidente Mahmud Ahmadinejad.