Valladolid gana por primera vez de visitante

El Valladolid consiguió el viernes su primera victoria fuera de casa en la liga española, al imponerse por 3-0 en cancha del Rayo Vallecano, que vio truncada una racha de dos victorias seguidas y podría acabar la décima fecha en zona de descenso.

Goles de Patrick Ebert a los 31 minutos y Javi Guerra (39) y Daniel Larsson (48) le valieron los tres puntos al Valladolid, que rebasó al Rayo en la tabla de posiciones hasta colocarse 13ro con 10 unidades.

Los locales, con nueve puntos, quedan a dos de los puestos descenso.

La décima fecha sigue el sábado con la disputa del clásico entre el Barcelona y el Real Madrid. El Barsa lidera la clasificación con 25 puntos mientras que los blancos marchan terceros con 22. El segundo puesto lo ocupa el Atlético de Madrid con 24 unidades, que enfrenta el domingo al Betis.

El Valladolid impuso su estilo desde el principio con una presión agresiva sobre la salida de balón de un Rayo que jamás se encontró cómodo sobre el terreno de juego y apenas inquietó el arco de Diego Mariño.

Los visitantes tampoco gozaron de excesivas ocasiones en la primera mitad, pero las tres primeras fueron claras y originadas en banda derecha, con un remate instintivo de Manucho en el área chica que detuvo Rubén Martínez como preludio de la apertura del marcador.

El 1-0, obra de Ebert, fue para enmarcar, con excelente control de un balón largo con la pierna derecha y disparo potente con la izquierda, colocado junto al poste derecho de Martínez.

El segundo, de Guerra, tampoco desmereció, pues el delantero finalizó una escapada habilitada por Fausto Rossi con un toque suave, raso y ajustado.

El Rayo mandó al campo al argentino Joaquín Larrivey y Lass Bangoura en la segunda mitad y tuvo un arranque prometedor, pero Larsson también saltó a la cancha por el Valladolid y rentabilizó un grave error del colombiano Johan Mojica, cuya cesión a Martínez quedó corta, para sortear al arquero y anotar el tercero.

"Sabíamos que nos jugábamos mucho y era un punto de inflexión. El equipo ha estado perfecto y podríamos haber tenido una victoria incluso más amplia", resumió el goleador Guerra.

Por su parte, el rayista Iago Falqué consideró que "pagamos los errores demasiado caros y con el 3-0 ya jugamos a la desesperada".