Musical "Mamma Mia!" alcanza hito en Broadway

Durante una de sus últimas visitas al Teatro Winter Garden, Judy Craymer disfrutó de las butacas vacías, del elegante dorado y de la luz fantasmal en la quietud de escenario.

"Me encanta un auditorio vacío", dijo. Instantes después, la productora desplazó a la romántica que lleva adentro. "Bueno, no si el espectáculo está en plena función, claro".

Ambas partes de Craymer --la sagaz y la creativa-- se están revelando este mes mientras su querido musical "Mamma Mia!" se muda del Winter Garden, su hogar por 12 años, al Teatro Broadhurst seis cuadras más al sur.

"Tendremos otra fiesta", dice Craymer, quien ha ayudado a guiar la versión londinense de "Mamma Mia!" durante dos mudanzas desde su estreno en 1999. "Siempre me gusta tener una excusa para una fiesta".

La mudanza, que se produce en la víspera de la función número 5.000 de "Mamma Mia!" en Broadway, se realiza con la esperanza de prolongar la vida del musical. El Broadhurst, con 1.182 butacas, es más íntimo que el Winter Garden, de 1.498, y sus costos son menores.

"Económicamente, beneficia la longevidad", dijo Craymer.

Aunque a "Mamma Mia!" le estaba yendo bien en el Winter Garden, Craymer pensó a futuro y decidió aprovechar que el Broadhurst estaba vacío --ambos son propiedad de la Organización Shubert-- así como la oportunidad de sacudir cualquier telaraña que se haya formado en estos años.

"Cada vez que el espectáculo se muda se renueva", dijo.

Nadie --ni siquiera Craymer-- esperaba que fuera a durar tanto en cartelera. Tras su éxito inicial en Londres, "Mamma Mia!" se estrenó en Nueva York en tiempos oscuros, justo unas semanas después de los ataques terroristas del 2001.

Craymer admite que durante un ensayo general sintió nervios pensando cómo irían a reaccionar los neoyorquinos a su cuento de hadas con música de ABBA. Pero no tenía de qué preocuparse. "Hubo este gran jaleo y esta sensación de que 'queremos que esto funcione''', recordó. "Era eléctrico".

El público neoyorquino terminó siendo como los otros. El alegre espectáculo con más de 20 clásicos de ABBA que incluyen "Dancing Queen" y "S.O.S." se ha presentado de docenas de países, entre ellos Corea del Sur, Italia, Dinamarca, Suráfrica, España, Argentina y México.

___

Mark Kennedy está en Twitter como http://twitter.com/KennedyTwits