Cumbre de UE concluye sin medidas para refugiados

Los gobernantes de la Unión Europea concluyeron el viernes su cumbre sin la adopción de nuevas medidas para mejorar la situación de miles de refugiados que intentan cruzar el mar en frágiles embarcaciones desde el norte de África. Al tiempo que barcos italianos rescataron a otros 700 inmigrantes cuando se desarrollaba la reunión de la UE de dos días de duración.

La guardia costera italiana dijo que prestó asistencia a cinco embarcaciones atestadas con 705 migrantes en el mar Mediterráneo cerca de Sicilia. Todos los inmigrantes lograron ser llevados a un lugar seguro salvo uno que cayó al mar durante las operaciones de rescate, en las que participó un barco carguero de bandera maltesa. Se emprendió la búsqueda de este migrante.

Unos 365 migrantes se ahogaron el 3 de octubre al volcar y zozobrar la nave en la que viajaban cerca de la isla italiana de Lampedusa, la cual se encuentra más cerca del norte de África que del territorio europeo.

Después de la tragedia, las autoridades de la UE crearon un equipo de trabajo especial con el propósito de, entre otros aspectos, mejorar el sistema de patrullajes marítimos fronterizos. La Comisión Europea también envió fondos adicionales a Lampedusa, pero las llegadas más recientes de migrantes desde la noche del jueves pusieron de relieve que el problema persiste sin variación.

"Sostuvimos una larga charla sobre las políticas hacia los refugiados después de los horribles acontecimientos en el Mediterráneo y en la isla de Lampedusa", manifestó la canciller alemana Angela Merkel al término de la cumbre de la UE en Bruselas. "Todos expresamos que estamos profundamente preocupados por esos acontecimientos que hemos presenciado cerca de Lampedusa", apuntó.

Italia, Malta, Grecia y España --las principales puertas de entrada para los refugiados procedentes del sur-- habían exigido que el asunto fuera puesto en el temario de la reunión con la expectativa de lograr que se comparta mejor la carga entre los países de la unión. Sin embargo, las conversaciones no redituaron concesiones de los países europeos del norte ni en más recursos para la Frontex, la agencia que patrulla las fronteras de la UE.

Alemania y otros países señalaron que han recibido considerablemente más solicitudes per cápita de asilo que Italia y los demás países del sur de Europa.

Miles de emigrantes llegan cada año a las costas de Italia, pero a menudo sólo utilizan este país como punto de tránsito. Alemania recibió en 2012 unas 80.000 solicitudes de asilo mientras que Italia, 16.000, según estadísticas de la UE.

En su declaración final, los gobernantes dijeron que tienen previsto examinar las conclusiones del equipo de trabajo sobre migración creado recientemente en su próxima cumbre, prevista para diciembre.

Grupos por los derechos humanos condenaron la inacción de la UE.

"Demuestra tristemente que las expresiones de dolor y solidaridad no eran nada más que lágrimas de cocodrilo", dijo el representante de Amnistía Internacional Nicolas Beger.

___

Frances d'Emilio, en Roma, contribuyó a este despacho.

___

Juergen Baetz está en Twitter como http://www.twitter.com/jbaetz