Casa Blanca se baña de rosa en contra del cáncer

Los turistas quizá echen el jueves una segunda mirada cuando pasen frente a la Casa Blanca.

Eso es debido a que, por la noche, la parte de la residencia presidencial que hace frente con la Avenida Pensilvania ha sido bañada con luz rosada por el Mes de Concientización sobre el Cáncer de Pecho.

El ancla del Observatorio Naval, donde está ubicada la residencia del vicepresidente, también iba a ser iluminada de rosa.

Jay Carney, vocero de la Casa Blanca, dijo que más de 230.000 mujeres serán diagnosticadas con cáncer de pecho este año en el país, y que miles fallecerán por esa enfermedad.

Carney hizo propaganda el jueves a favor de las pruebas de detección de cáncer de mama y otros servicios preventivos gratuitos disponibles en la nueva ley de salud; y señaló que a partir del próximo año, las compañías de seguros tendrán prohibido negar cobertura debido a condiciones de preexistencia, incluido el cáncer de pecho.