Aracataca, cuna de García Márquez, sin agua

Aracataca es conocida porque ahí nació el escritor colombiano Gabriel García Márquez, cuyas novelas e historias fantásticas pasaron a ser reconocidas en el mundo entero como el "realismo mágico".

El jueves Aracataca, una localidad de 30.000 habitantes al norte de Colombia, pareció probar su condición de cuna del creador de ese realismo mágico: cuando las autoridades tenían previsto inaugurar un anhelado y nuevo acueducto para localidad, el agua no salió por la tubería.

"¿Cuál fue el error nuestro? Nuestro error fue no esperar que entrara (el servicio de agua) progresivo, barrio a barrio", dijo el ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, que estuvo a cargo de la obra de infraestructura del acueducto para Aracataca, un poblado del departamento de Magdalena y a unos 690 kilómetros norte de Bogotá.

Actualmente, Aracataca recibe agua no potable sólo tres horas al día, de allí que en 2011 se iniciara la construcción de un acueducto para suministrar agua tratada 24 horas diarias para la población. La obra costó 11.000 millones de pesos (unos 5,7 millones de dólares), indicó Henao en entrevista telefónica.

Pero con la población, que vive a unos 28 grados centígrados, acostumbrada a acumular agua en envases precisamente por la carestía, dijo el ministro, en los últimos días todos los habitantes abrieron los grifos de forma indefinida y la presión del agua bajó. Pero además varias de las tuberías estaban llenas de aire, lo que funciona como una suerte de tapón impidiendo que salga el líquido.

"¿La solución? 'Socialización'" entre los habitantes para que sepan que el suministro será progresivo y que no pueden tener el grifo abierto de forma permanente, indicó Henao.

Hasta ahora, 35% de la población goza del servicio y en unos 15 a 20 días esperan poder inaugurar el acueducto, indicó el ministro al destacar que desconoce las razones por las cuales desde hace décadas la población en la que nació el Nobel de Literatura carece de una planta de agua potable que suministre el líquido de forma continua.

Más temprano, el presidente Juan Manuel Santos canceló su visita a la inauguración porque dijo que no iba a "engañar al pueblo de Aracataca, al inaugurar una obra que no esté al ciento por ciento".

Santos, en declaraciones divulgadas por la casa de gobierno, indicó que se enteró la víspera de que la obra del acueducto estaba a un 80% porque todavía existían problemas con una "tubería vieja que no resiste" la presión. "Esos recursos (financieros de la obra) no voy a permitir que se vayan a perder, ni mucho menos, y esa obra se tiene que hacer", dijo el presidente. "Es una promesa... Aracataca va a tener agua".