Venezuela descarta levantar control de cambio

El presidente venezolano Nicolás Maduro descartó la posibilidad de levantar el control de cambio vigente desde hace más de 10 años, al considerar que una medida como esa provocaría una fuga masiva de capitales y la quiebra del país.

"¿Qué quieren, que liberemos el control, que se vendan los dólares para que se los chupen y se los lleven, y quiebren este país? Jamás", dijo Maduro en un largo discurso televisado.

El fallecido presidente Hugo Chávez estableció el control de cambios en febrero del 2003 para contener la fuga masiva de capitales que se generó a consecuencia de un paro de dos meses que realizó la oposición para presionar por la dimisión del mandatario.

Varios sectores empresariales se quejan de que la estatal Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) redujo de manera drástica la venta de divisas desde el último trimestre del año pasado, lo que les ha generado millonarias deudas con sus proveedores internacionales y la paralización de la importación de materias primas, maquinarias y repuestos.

La falta de insumos y maquinarias ha afectado también la producción y ha originado severos problemas de abastecimiento de alimentos, medicinas y productos básicos como el papel higiénico.

La merma en la entrega de las divisas oficiales ha generado además fuertes presiones en el mercado paralelo, donde la moneda estadounidense se negocia a más de seis veces el valor del tipo de cambio oficial de 6,30 bolívares por dólar.

Maduro indicó que el gobierno prepara un conjunto de medidas de orden económico y político destinadas a neutralizar a quienes dirigen "los ataques" contra la moneda, apuntalado en una ley habilitante que le daría poderes para legislar por un año en diversas áreas.

El presidente ha señalado que, de aprobar las Asamblea esa ley especial que solicitó hace dos semanas, la utilizaría para emitir regulaciones para combatir la corrupción y lo que ha denominado la "guerra económica".

En cuanto a Cadivi, organismo que el gobierno ha utilizado para atender los requerimientos de divisas del sector público y vender dólares a las empresas y personas naturales, el mandatario señaló esté será transformado pero seguirá bajo el control de Estado venezolano.