Panamá pide a Bucaram no hablar de política

La cancillería panameña citó el jueves al asilado expresidente ecuatoriano Abdalá Bucaram para solicitarle que no hable sobre la política ecuatoriana.

"Agradecemos que mantenga el equilibrio y se abstenga completamente de formular opiniones políticas", dijo el director de Política Exterior de la cancillería Floreal Garrido luego que el exgobernante se entrevistara con el canciller panameño Fernando Núñez Fábrega.

Garrido expresó que se le recordó a Bucaram que en su condición de asilado político debe abstenerse de emitir opiniones sobre el gobierno de su país. "Le pedimos que mantenga el equilibrio en sus declaraciones, que no ofenda al gobierno hermano de Ecuador", apuntó Garrido.

Luego de reunirse con el canciller panameño, Bucaram dijo a periodistas que seguirá "las instrucciones... (que) trate de evitar comentarios políticos respectos al presidente del Ecuador (Rafael Correa)".

Bucaram dijo que en la red circulan videos de grabaciones de hace dos años que han sido alteradas. Y rechazó que recientemente hubiera hecho comentarios políticos sobre el gobierno ecuatoriano.

Agregó que, sin embargo, el canciller panameño le informó que había recibido un reclamo del gobierno de Correa en el que lo acusaba de hacer "declaraciones injuriosas" y "lesivas" en su contra.

El exgobernante, apodado "el loco" por sus excentricidades, dijo que seguirá las instrucciones y se mantendrá alejado de los comentarios políticos.

Fue presidente solamente seis meses. Asumió el poder en 1996 y el Congreso lo destituyo en febrero de 1997 por "incapacidad mental" para gobernar.

Bucaram fue acusado de corrupción y enfrento varias causas judiciales. Tras su destitución, Bucaram pidió refugio en Panamá.

En una anterior ocasión el gobierno panameño pidió a Bucaram abstenerse de hablar de política.