Libios de región este declaran gobierno autónomo

Los líderes de un movimiento a favor de la autogestión en la región este de Libia, rica en yacimientos petroleros, anunciaron el jueves de manera unilateral la formación de un gobierno autónomo, siendo el reto más reciente a la debilitada autoridad central.

El anuncio ocurrió varios meses después de que el movimiento, respaldado por algunas milicias y tribus locales, declaró la mitad este del país como un estado autónomo, llamado Barka, reclamando poderes amplios de autogestión y control sobre los recursos.

El gobierno central en Trípoli rechazó la declaración de independencia y el jueves no tuvo comentarios de inmediato.

Los partidarios de la autogestión en el este, quienes se han quejado desde hace mucho tiempo sobre discriminación por parte del gobierno en la capital, han estado presionando para que se reviva el sistema mantenido bajo el rey Idris en 1951. Libia se dividió entonces en tres estados, y Cirenaica --o Barka, su nombre en árabe-- abarcaba el este de la nación.

Quienes se oponen temen que una declaración de autonomía podría ser el primer paso hacia la división absoluta del país, particularmente con la turbulencia que quedó como secuela de la caída del régimen del dictador Moamar Gadafi.

La tensión entre el gobierno central y las milicias y líderes del este ha ocasionado ya interrupción en las exportaciones de petróleo. Rebeldes del este tomaron anteriormente el control de las terminales de exportación de crudo, haciendo que se desplomara la producción de 1,4 millones de barriles diarios a cerca de 600.000, arrebatando al país su principal fuente de ingresos.

Abed Rabó al-Barasi, jefe del recién declarado gobierno de Barqa, dijo que la finalidad es mejorar la distribución de recursos y minar el control del sistema centralizado que ha discriminado a la región.

"La finalidad del gobierno regional es compartir los recursos de mejor manera, y terminar el sistema centralizado adoptado por las autoridades en Trípoli", agregó al-Barasi en una conferencia de prensa en el poblado de Ajdabiya, al noreste del país.

Al-Barasi desestimó las acusaciones de que los líderes del movimiento están buscando únicamente tomar el control de los recursos petrolíferos de la región. "Sólo queremos la participación de Barka acorde con la Constitución de 1951", dijo al respecto.

El nuevo gobierno está compuesto de 24 cargos, que no incluye las carteras de Defensa y Relaciones Exteriores, añadió. Al-Barasi dijo que la región abarcará cuatro provincias: Bengasi, Tobruk, Ajdabiya y Jebel Akhdar.