Siria libera a 61 mujeres detenidas

Las autoridades sirias liberaron a 61 mujeres detenidas, dijo el jueves un grupo activista, el último de un intercambio de reclusos tripartita que ha sido uno de los acuerdos negociados más ambicioso en la guerra civil del país.

Aparte de este acuerdo, las facciones rivales siguen oponiéndose en gran medida a cualquier pacto de paz.

Mientras tanto, el servicio eléctrico fue reanudado en varios puntos de Damasco, horas después que un apagón sumió en la oscuridad a la capital y otras partes del país.

El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Londres, dijo el jueves que el gobierno del presidente Bashar Assad liberó a las mujeres en los últimos dos días. No hubo confirmación de las autoridades sirias ni detalles sobre la identidad de las mujeres o su paradero actual.

El Observatorio indicó que la liberación fue parte de un complicado canje de prisioneros efectuado la semana pasada, mediado por Catar y la Autoridad Palestina, en el que los insurgentes sirios liberaron a nueve chiíes libaneses, mientras que al mismo tiempo los milicianos del Líbano pusieron en libertad a dos pilotos turcos.

Los funcionarios libaneses indicaron que una tercera parte del acuerdo estableció que el gobierno sirio liberara a varias mujeres detenidas a fin de satisfacer las demandas de los insurgentes.

La participación del Líbano, Siria, Turquía, Catar y la Autoridad Palestina en el acuerdo mostró el grado en que la crisis siria, ahora en su tercer año, se ha extendido en un radio más amplio.

La crisis del país comenzó en marzo del 2011 con manifestaciones contra Assad pacíficas en general, y paulatinamente se transformó en una insurgencia hasta llegar a la guerra civil. Más de 100.000 personas han muerto en el conflicto, mientras que otros dos millones han huido al extranjero a causa de la violencia.

En Damasco, el servicio eléctrico fue restaurado gradualmente a primeras horas del jueves en partes de la capital. Un residente, el cual habló a condición de guardar el anonimato por razones de seguridad, dijo que la electricidad regresó a su barrio tras un apagón de tres horas.

Según la agencia noticiosa estatal siria SANA, el ministro de Electricidad Imad Khamis dijo que las autoridades intentarán restaurar el suministro eléctrico en todas las zonas antes de 48 horas. El gobierno culpó del apagón a un ataque rebelde que dice dañó un oleoducto que proporciona combustible a estaciones generadoras en el sur de Siria.

El ministro del Petróleo, Suleimán Abbas, dijo que los equipos de mantenimiento trabajan para suministrar combustible a la central eléctrica de Tishrin, al sudoeste de Damasco, mediante un oleoducto de reserva.

Por otro lado, los insurgentes dispararon el jueves 15 proyectiles de mortero que cayeron en el suburbio capitalino progubernamental de Jaramana, habitado en gran medida por cristianos y drusos. Está cerca de otro suburbio, Mleiha, donde la lucha entre los insurgentes y las fuerzas del gobierno transcurre desde hace días.

Igualmente el jueves, la aviación gubernamental bombardeó objetivos de la oposición en torno a Mleiha y otro suburbio llamado Saqba, mientras que el ejército arrojó proyectiles sobre los suburbios de Jobar y Qabun, ambos en poder de los insurgentes, dijo el Observatorio.

Al norte de la capital, el estallido de un vehículo cargado de explosivos en la ciudad central de Homs provocó la muerte de una persona y dejó al menos a 40 heridas, dijo la agencia noticiosa estatal.