Pakistán y EEUU prometen cooperación en seguridad

Buscando mejorar una escabrosa relación, el presidente Barack Obama y el primer ministro paquistaní Nawaz Sharif se comprometieron el miércoles a cooperar en asuntos de seguridad que han tensado las relaciones entre sus naciones, pero las fuentes de las tensiones existentes desde hace mucho tiempo ciertamente surgieron a la superficie brevemente.

Hablando junto a Obama en la Oficina Oval, Sharif dijo que durante su reunión de dos horas mencionó el asunto de los ataques estadounidenses con aviones no tripulados, "enfatizando la necesidad de que terminen tales ataques". Por su parte, Obama no mencionó los aviones operados por control remoto, cuyos ataques han avivado un amplio resentimiento en Pakistán, donde muchos creen que esos ataques han matado grandes cantidades de civiles.

A pesar de las preocupaciones paquistaníes, Estados Unidos no ha mostrado indicios de desear abandonar los ataques, aunque la cifra ha disminuido en el último par de años. El gobierno paquistaní apoyo secretamente los ataques anteriormente y funcionarios estadounidenses afirman que algunos funcionarios aún los hacen.

El diario The Washington Post, citando documentos secretos de la CIA y circulares diplomáticas paquistaníes que había obtenido, reportó que funcionarios paquistaníes de alto rango han apoyado el programa durante años, aunque en secreto y que periódicamente reciben informes clasificados sobre ataques y número de víctimas.

En una historia publicada el miércoles en su sitio de internet, el Post reportó que marcas en los documentos indican que muchos de ellos fueron preparados por el Centro de Contraterrorismo de la CIA para ser compartidos específicamente con el gobierno de Pakistán. Los documentos, los cuales detallan al menos 65 ataques en Pakistán, están marcados como "secreto máximo", pero con autorización para entregarlos a Pakistán, reportó el diario.

El miércoles fue la primera ocasión en que se reúnen Obama y Sharif desde que el líder paquistaní tomo el cargo en junio; y el mero hecho de que haya ocurrido la reunión ha sido una señal de avance después de un período particularmente agrio en las relaciones entre los socios en materia de seguridad.

Obama admitió que siempre habrá algo de tensión entre Estados Unidos y Pakistán, pero dijo que él y Sharif acordaron construir una relación basada en el respeto mutuo.

"Es un reto; no es fácil", afirmó. "Nos comprometimos a trabajar juntos y a asegurar que en lugar de que esto sea una fuente de tensión entre nuestras dos naciones, puede ser una fuente de fortaleza", agregó.

___

Julie Pace está en Twitter como en: http://twitter.com/jpaceDC