Haití: Simpatizantes liberan a opositor

Los partidarios de un destacado opositor que ha interpuesto denuncias de corrupción contra el gobierno haitiano lo sacaron de la sede del tribunal el miércoles mientras esperaba una audiencia después de ser detenido por la policía.

El abogado André Michel estaba reunido con un juez y un fiscal cuando sus seguidores irrumpieron en la corte y se lo llevaron, pese a la presencia de policías y guardias de seguridad, hasta la oficina de la asociación de abogados que está cerca de los tribunales.

Poco después, el legislador Arnel Belizaire y otros seguidores subieron a Michel en una camioneta negra con cristales oscuros y placas oficiales. El vehículo se dirigió al Parlamento, que estaba cerrado a los periodistas.

La ley haitiana prohíbe a la policía detener vehículos con placas oficiales.

Michel fue sacado de la corte mientras el juez se preparaba para dar lectura a una orden con la que el abogado hubiera sido transferido a la penitenciaría estatal.

Las autoridades no dijeron públicamente por qué arrestaron a Michel.

Pero Marie Yolene Gilles, asistente del director del programa la Red Nacional de Derechos Humanos, un grupo civil, dijo que vio el registro policial de Michel y decía que en un principio fue detenido por una infracción menor de tráfico. No estaba claro cómo ella logró ver los documentos.

El arresto del destacado abogado hizo que el presidente del Senado, Simon Dieuseul Desras, un crítico del presidente Michel Martelly, convocara a los legisladores a una sesión de emergencia para discutir el arresto.

Michel es uno de los pocos abogados en Haití que aborda casos legales delicados para el gobierno de Martelly, entre ellos el de un estudiante que murió baleado por la policía.

Michel es secretario general de una coalición de partidos políticos de la oposición llamada Grupo 77.

Decenas de partidarios cerraron varias calles en el centro de Puerto Príncipe con barricadas que incendiaron y obligaron a los conductores de camiones a abandonar sus vehículos en la calle.

Los partidarios se presentaron en la corte y exigieron la renuncia del presidente, mientras la policía antimotines montaba guardia.

"Lo que le pasó a Michel no fue un arresto, fue un secuestro", dijo el senador Pierre Francky Exius a los reporteros.

Un portavoz de Martelly no pudo ser localizado para opinar al respecto. La policía tampoco quiso hacer declaraciones.

___

El periodista de The Associated Press Evens Sanon colaboró con este despacho.