Bolivia: encuentran campo armado tras emboscada

El gobierno boliviano informó que encontrón un campamento armado después que el fin de semana un grupo de cocaleros emboscó a efectivos que erradican cultivos ilegales en una zona norteña y dejó cuatro muertos.

"La comisión de fiscales que está en el terreno colectando más evidencias, encontró dos carpas en una serranía en cercanías de la comunidad, que dan cuenta que se había instalado un campamento armado", dijo el miércoles el ministro de Gobierno Carlos Romero en declaraciones a la agencia estatal ABI.

El ministro explicó que cerca de la emboscada del sábado se encontró ese campamento donde encontraron banderas que fueron usadas desde puntos estratégicos para dar señales "para aguardar el ingreso de una patrulla de la Fuerza de Tarea Conjunta y atacar con armas de fuego a militares y policías". No informó sobre las armas encontradas.

Mientras tanto la Fuerza de Tarea Conjunta, de militares y policías, continuó con la erradicación de cocales ilegales, según informaron radios locales.

La emboscada se registró en la localidad de Miraflores, en el pueblo de Apolo a unos 150 kilómetros al norte de La Paz. Dos militares, un policía y un médico murieron en el incidente.

Los lugareños negaron esta acusación y el gobierno señaló que pudo haber la participación de "un grupo de asesinos y criminales que están ligados al narcotráfico".