Razones del 7-0 de los Chiefs

Siete claves para el 7-0 de los Chiefs

Tras vencer con apuros 17-16 a Houston, los Chiefs de Kansas City se quedaron como el único equipo invicto de la NFL, con marca perfecta de 7-0.

Desde 1966, un total de 31 equipos han iniciado una campaña con récord de 7-0 y los 31 avanzaron a los playoffs. Quince de ellos fueron al Super Bowl y nueve lo ganaron.

¿Cuáles son las clave del éxito de estos Chiefs? Aquí hay siete:

1.- Andy Reid. Quince años después de reconstruir a los Eagles en Filadelfia, el veterano coach de 22 años de experiencia en la NFL trata de hacer lo mismo con los Chiefs, que terminaron la campaña pasada con marca de 2-14, la peor de la liga.

Reid tomó un roster con seis jugadores que fueron invitados al Pro Bowl en 2012, lo que hacía suponer que lo único que necesitaba esta franquicia era mejor dirección.

"Si entendemos lo que necesitamos hacer en el campo y tenemos a 11 jugadores haciendo lo mismo, estaremos bien", dijo durante la pretemporada el linebacker Derrick Johnson. "Podemos ser un equipo muy bueno".

2.- Defensiva. La de Kansas City es la mejor defensa de la NFL en lo que a puntos aceptados se refiere. Los Chiefs no le han permitido a ningún oponente anotar más de 17 puntos en los siete primeros juegos de la campaña regular; han aceptado únicamente 81, un promedio de 11.6 por juego. El récord de la franquicia para los primeros ocho partidos de una temporada es de 85 puntos, en 1969.

3.- Alex Smith. No posee el brazo más poderoso de la NFL. No es el quarterback más rápido ni el más carismático. Lo único que Alex Smith sabe hacer es ganar: desde 2011, su récord es de 26-5-1, el mejor entre los pasadores activos.

Smith corre pocos riesgos, se asegura de cuidar el balón y no entregárselo al rival. Desde 2010 únicamente ha sufrido 24 intercepciones; Tom Brady y Aaron Rodgers tienen 29 en ese lapso, y Peyton Manning, 31.

4.- Pérdidas de balón. Kansas City es líder de la NFL con un diferencial de +11 en cuanto a pérdidas de balón. Los Chiefs suman 9 fumbles recuperados y 10 intercepciones, incluidas tres que han regresado al touchdown.

Los responsables indirectos están en los dos primeros niveles de la defensiva. Kansas City suma 35 capturas de quarterback, y los linebackers Justin Houston (10) y Tamba Hali (9) son autores de 19 de ellas.

5.- Jamaal Charles. Se supone que toda defensiva dominante debería de contar con el apoyo de un buen ataque terrestre. Los Chiefs lo tienen con Charles, un dinámico corredor que el fin de semana se convirtió en el segundo jugador de la historia con al menos 100 yardas totales y un touchdown en los primeros siete juegos de una campaña. El otro es el legendario O.J. Simpson (1975).

En 2013, Charles acumula 898 yardas, 561 por la vía terrestre y 337 en sus oportunidades como receptor.

La ofensiva por tierra de Kansas City promedia 120 yardas por juego.

6.- Ryan Succop. Un pateador confiable es obligado para todo equipo que aspira a ganar el Super Bowl. Succop posee un porcentaje de efectividad de 82%, el más alto en la historia de la franquicia, producto de haber convertido 109 de sus 133 intentos de gol de campo.

En diciembre y enero, cuando el clima comienza a ser factor en la NFL, la importancia de los pateadores es más grande todavía. Los Chiefs están cubiertos con Succop.

7.- El calendario. De los siete equipos que Kansas City ha derrotado en 2013, sólo Dallas (4-3) posee récord ganador. De hecho, la marca combinada de estos primeros rivales es de 15-33. El domingo, los Chiefs reciben a Cleveland, que está 3-4.

Entre el 17 de noviembre y el 1 de diciembre Kansas City enfrenta dos veces a los Broncos de Denver. Para quienes no creen que los Chiefs son legítimos contendientes al Super Bowl, esos dos juegos deberían despejar todas las dudas.