Futbolista salvadoreño presenta amparo ante corte

Un jugador suspendido de por vida por la Federación Salvadoreña de Fútbol por presuntamente haber participado en arreglos de partidos de la selección nacional presentó un amparo ante la Corte Suprema de Justicia alegando que le violaron sus derechos.

Osael Romero, uno de los 14 futbolistas salvadoreños suspendidos de por vida en el caso, se presentó el martes ante la Corte para pedir un amparo constitucional y defiende su inocencia.

"Me siento indignado y haré todo lo que pueda para limpiar mi nombre", dijo Romero.

El jugador manifestó que desconoce pormenores de las imputaciones, "no sé de qué partidos me están acusando, es injusto".

El abogado de Romero, Nelson García dijo a los periodistas que en la resolución impuesta por la Federación Salvadoreña de Fútbol el 20 de septiembre y ratificada por la FIFA, se violaron los estatutos del ente federativo.

Argumenta que en la resolución no aparecen los nombres de los integrantes de la Comisión Disciplinaria y no suscribieron la sentencia, como manda el artículo 96.

"Este procedimiento ha sido amañando, porque no se han seguido las normas más elementales del derecho", dijo García, quien señaló que como representante de Romero nunca tuvo acceso a los expedientes y nunca le presentaron las pruebas para incriminar a su defendido.

García adelantó que en los próximos días presentará a la Corte Suprema un recurso de inconstitucionalidad de los reglamentos y estatutos de la Federación Salvadoreña de Fútbol, porque aseguró contrarían la Constitución de la República.

Además acudirán ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS, por sus siglas en inglés).

Hasta el momento, la Federación Salvadoreña de Fútbol ha castigado a 14 jugadores de por vida, dos por cinco años, otro más por un año, otro 18 meses y cuatro con seis meses de suspensión.

La FIFA ya ratificó las sanciones de por vida para los 14 jugadores.

Las sanciones están relacionadas con una pesquisa de la federación por amañar resultados en cuatro partidos de la selección, incluida la derrota 5-0 ante México en la Copa de Oro del 2011 y un amistoso que El Salvador perdió 2-1 contra Estados Unidos en 2010, en Florida.

La Federación ha dicho que las investigaciones sobre el tema de los arreglos de partidos siguen abiertas.