Premios Nobel de Paz piden fin de armas nucleares

Varios ganadores del premio Nobel de la Paz exhortaron el miércoles a los gobernantes en el mundo a negociar "la eliminación universal, legal y verificable de las armas nucleares".

En una declaración que emitieron al término de su reunión anual de tres días, los galardonados también se pronunciaron por la solución pacífica de los conflictos armados en Siria y otras partes.

Los ganadores --siete personas, así como representantes de algunas organizaciones que obtuvieron el premio-- se reunieron en Varsovia este año para celebrar el 30mo aniversario del otorgamiento del Nobel de la Paz a Lech Walesa por encabezar el movimiento Solidaridad, que contribuyó al derrocamiento del comunismo en Polonia.

Walesa, que recientemente cumplió 70 años y fue uno de los personajes más destacados de la reunión, gobernó Polonia como presidente de 1990 a 1995.

Otros galardonados que asistieron fueron la abogada iraní Shirin Ebadi, el Dalai Lama y el ex presidente sudafricano F. W. de Klerk. También asistieron cientos de activistas por la paz de diversas partes del mundo.

Una invitada especial fue la actriz estadounidense Sharon Stone, que fue honrada por su trabajo para combatir el VIH y el sida.

En su declaración, los galardonados se pronunciaron por la no violencia y los métodos pacíficos para poner fin a la inestabilidad y a los conflictos en el mundo. Dijeron que las principales amenazas para la humanidad son la "desestabilización del clima, la contaminación de los océanos, la destrucción de bosques, los conflictos violentos, la guerra y las armas nucleares, biológicas y químicas.

En el documento, los premios Nobel dijeron que "las armas nucleares son una amenaza a la existencia de la humanidad y jamás deben utilizarse otra vez".

Los galardonados solicitaron al gobierno chino que deje en libertad al escritor disidente encarcelado Liu Xiobo, que también ganó el Nobel de la Paz.

Las reuniones fueron iniciadas por el ex líder soviético Mijaíl Gorbachev en el 2000, el cual no acudió en esta ocasión por motivos de salud.

La reunión de premios Nobel de la Paz del año entrante se efectuará en Ciudad del Cabo, Sudáfrica.