Liberan en Miami a cuatro náufragos haitianos

Cuatro haitianos que se encontraban entre un grupo de caribeños hallados frente a la costa de Miami aferrándose al casco de su bote luego que éste zozobró fueron liberados y probablemente podrían obtener visas de trabajo en Estados Unidos.

La Policía de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) había detenido a los sobrevivientes como parte de una investigación sobre el accidente en el que murieron cuatro mujeres en la madrugada del 17 de octubre, a 11,2 kilómetros (siete millas) al este de Miami.

Los cuatro haitianos del "fallido intento de contrabando han sido sometidos a un proceso judicial y ya no están bajo custodia del ICE", dijo Néstor Yglesias, portavoz de esa institución, el martes por la noche.

Marleine Bastien, directora ejecutiva del grupo Haitian Women of Miami (Mujeres Haitianas de Miami), dijo el miércoles que está feliz de que los haitianos hayan sido liberados. Estuvo acompañada por la escritora estadounidense de origen haitiano Edwidge Danticat --cuyo tío anciano falleció mientras estaba detenido en Estados Unidos tras huir de la violencia en Haití en 2004-- y otros líderes comunitarios para solicitar la liberación de los sobrevivientes.

Criticaron también las políticas estadounidenses que regulan la inmigración, las cuales suelen permitir que los cubanos que llegan a las costas de Estados Unidos sean puestos en libertad rápidamente para unirse con sus familias, mientras que los haitianos y los inmigrantes de otros países suelen ser detenidos.

"Haremos nuestro mejor esfuerzo para asesorarlos en su transición a la vida en el sur de la Florida y trabajaremos con otras organizaciones con el fin de ayudarlos a preparar sus reclamaciones legales", dijo Bastien. "Que esto sea una política permanente. No hay razón para que los refugiados permanezcan en centros de detención en el país cuando tienen el derecho básico a ser libres y a presentar sus casos ante una corte judicial".

Desde que un terremoto catastrófico azotó Haití en 2010, Estados Unidos no ha deportado a haitianos que no tienen antecedentes penales. Los cuatro sobrevivientes son testigos de un caso penal y su cooperación con las agencias policiales probablemente los hace candidatos a visas que les autorizarían trabajar, dijo Cheryl Little, directora ejecutiva del centro activista Americans for Immigrant Justice (Estadounidenses por la Justicia para los Inmigrantes), con sede en Miami.

Hasta el momento se desconocía si otra persona que sobrevivió, un ciudadano de las Bahamas, seguía detenido o no.

Otros seis sobrevivientes jamaiquinos y bahameños enfrentan cada uno un cargo federal de tratar de reingresar a Estados Unidos después de haber sido deportados. Uno también está acusado de intento de contrabando.

Cinco demandados serán acusados formalmente el 31 de octubre en una corte federal de Miami y el encausamiento del sexto está programado para el 4 de noviembre.

La Oficina del Médico Forense del condado Miami-Dade identificó previamente a una de las víctimas como Carmen Valeris, una mujer haitiana.

Uno de los parientes de la otra víctima la ha identificado como Woodline Alexis, también haitiana, dijo el miércoles Larry Cameron, director de operaciones en la oficina forense. Las últimas dos víctimas siguen sin ser identificadas,.

Cada año, miles de inmigrantes de Haití, Cuba y otros países caribeños intentan ingresar sin autorización a Estados Unidos en riesgosos viajes por mar a bordo de embarcaciones sobrecargadas o endebles, con frecuencia a través de redes de contrabando que incluyen islas en las Bahamas, así como en las islas Turcos y Caicos.

___

Jennifer Kay está en Twitter como www.twitter.com/jnkay