Dos muertos en motín en cárcel uruguaya

Dos presos murieron, ocho resultaron heridos y un policía sufrió fracturas durante un motín en la cárcel de Santiago Vázquez, unos 20 kilómetros al oeste de Montevideo, informó el miércoles el Ministerio del Interior.

Uno de los muertos presentaba una herida punzante en el cuerpo mientras el otro tenía heridas en el rostro producto de golpes con un objeto contundente o una caída, dijo el ministerio en un comunicado. Al menos uno de los heridos tenía una herida de arma blanca y un policía experimentó lo que parece ser una fractura de clavícula, agregó.

El motín comenzó el martes cerca de medianoche y fue controlado en la madrugada. Unos 150 presos de un total de 597 recluidos en el en el módulo 1 de la cárcel se atrincheraron en la azotea del edificio, ocasionaron destrozos y quemaron colchones, dijo a The Associated Press Fernando Gil, vocero del Ministerio del Interior.

"Suponemos que actuaron motivados por la ansiedad de salir de una locación que está vetusta. Pero no es rompiendo las cosas como lo van a lograr", agregó. La situación fue controlada por la fuerza de choque de la policía, pero no hay información oficial respecto de cómo ocurrieron las muertes.

La cárcel de Santiago Vázquez está siendo objeto de una reforma. Nuevos edificios están siendo inaugurados y se están desafectando otros que se encuentran en estado calamitoso debido al hacinamiento de años y a sucesivos motines.

"El módulo 1 es el último vestigio de un sistema perimido. Ya está dispuesto el traslado de todos sus ocupantes, pero antes hay que proceder a una clasificación que todavía no está concluida", dijo Gil.

Los heridos no presentan riesgo de vida, dijo una portavoz de la oficina del Comisionado Parlamentario para el Sistema Carcelario que no quiso dar su nombre por política de la institución. Un médico del Comisionado se encontraba en el penal asistiendo a los heridos.

Familiares de los presos dijeron al Canal 10 de televisión que desde hace días se vivía en ese módulo un clima de tensión debido a los malos tratos de la guardia carcelaria.

Las mejores edilicias y de funcionamiento que se están implementando en la cárcel de Santiago Vázquez, una de las mayores del país con casi 3.000 reclusos, responden a un intento del gobierno del presidente José Mujica por mejorar la situación de un sistema carcelario denunciado como deficiente desde diversos ámbitos.

Tras el motín, el fiscal Enrique Viana afirmó en la red social Twitter que el sistema penitenciario uruguayo es el "infierno terrenal". "Todo uruguayo tiene que rezar cada día no caer por allí", escribió.

El 8 de julio de 2010 doce presos murieron quemados vivos al incendiarse la cárcel de Rocha, 200 kilómetros al este de Montevideo.