Serie Mundial: Beltrán no se conforma con estar

Para Carlos Beltrán, el momento que tanto ha esperado finalmente se hará realidad.

Su aparición número 200 al plato en la postemporada será la primera en una Serie Mundial, pero la intención del jardinero puertorriqueño no es contentarse con hacer un mero acto de presencia en el escenario cumbre del béisbol de Grandes Ligas.

Beltrán enfatizó el martes que el festejo del viernes pasado, tras eliminar a los Dodgers de Los Ángeles en la serie de campeonato de la Liga Nacional, quedó en el olvido: "La pasamos bien, pero ahora hay que pensar en lo que sigue".

"Hay que ganar la Serie Mundial, es el objetivo que nos propusimos al comenzar la temporada. Llegar aquí para no ganar es como que no pasó nada", añadió.

En el primer juego del Clásico de Otoño, los Cardenales tendrán a Adam Wainwright en el montículo frente a los Medias Rojas de Boston.

Ambos comparten la historia del séptimo juego de la serie de campeonato de la Nacional de 2006, cuando el boricua dejó pasar una curva de Wainwright para el tercer strike con las bases llenas y dos outs en la parte baja del noveno episodio. San Luis se quedó con el banderín y luego conquistó el campeonato de la Serie Mundial.

Cuando Beltrán firmó como agente libre, el año pasado con los Cardenales, pitcher y bateador evitaron hablar sobre el ponche.

Pero Wainwright quiso compartir un momento durante la celebración por el título de la liga: "La esposa de Carlos se me acercó y me dijo, '¿puedo tomarte una foto con Carlos?'. Dije que sí. Y ella dijo, esa vez era el plan de Dios y ahora éste es el momento'. Se me pone la piel de gallina compartiendo esto con ustedes".