Wall Street sube por datos laborales tibios

La posibilidad de que la Reserva Federal continúe aplicando medidas de estímulo económico empujó el martes al índice Standard & Poor's 500 a su cuarto cierre récord consecutivo. Los inversionistas también se sintieron alentados por fuertes ganancias de las grandes empresas estadounidenses que cotizan en bolsa.

El Departamento de Trabajo informó el martes que la economía de Estados Unidos añadió 148.000 empleos en septiembre, debajo de los previstos 180.000. Ello alimentó en parte las esperanzas de que el banco central norteamericano siga aplicando medidas de apoyo económico.

El informe se retrasó dos semanas y media debido al cierre parcial del gobierno, que duró 16 días. Los analistas también esperan que el próximo informe laboral de octubre sea débil debido a que el cierre de gobierno pudo haber afectado la contratación.

A falta de un crecimiento más fuerte del mercado laboral, la economía tendrá problemas para crecer rápidamente y eso significa que es poco probable que la Fed suspenda sus medidas de estímulo en el corto plazo.

"Probablemente tendremos otro informe relativamente suave por delante", dijo Jeff Kleintop, estratega de mercado en jefe de LPL Financial. "Es probable que la Fed mantendrá sus medidas por algún tiempo y al mercado parece que le gusta eso", agregó.

La Fed ha estado comprando 85.000 millones de dólares en bonos al mes para mantener bajos los tipos de interés a largo plazo y estimular el crecimiento económico. El estímulo ha sido un motor clave de una racha bursátil alcista de cuatro años y medio que ha llevado a que el índice S&P 500 y el índice industrial Dow Jones alcancen niveles récord este año.

El martes, el S&P 500 subió 10,01 puntos (0,6 a 1.754,67. El Dow ganó 75,46 puntos (0,5%) a 15.467,66. El Nasdaq avanzó 9,52 puntos (0,2%), a 3.929,57.

Los inversionistas también reaccionaron alentados por las ganancias de varias empresas durante el tercer trimestre, como Whirlpool, Delta Air Lines y Kimberly-Clark.

El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajó a 2,52%, su nivel más bajo desde julio, frente al 2,60% del lunes.