Ferguson: La misión de Beckham era ser famoso

Alex Ferguson critica la preocupación de David Beckham con respecto a la fama en su nueva autobiografía.

En Manchester United, Ferguson llevó a Beckham a convertirse en uno de los deportistas más reconocidos del mundo.

Pero el centrocampista dejó el United en el 2003 para fichar por el Real Madrid, después de que su relación con el técnico escocés se vino abajo.

Ferguson escribe que "David fue el único jugador que dirigí que decidió ser famoso, que hizo suya la misión de ser conocido fuera del fútbol".

En la autobiografía que será lanzada a la venta el jueves, el técnico dice: "Me sentí incómodo con su faceta de celebridad".

Al mudarse a Los Ángeles en 2007 para jugar con el Galaxy, luego de cuatro años en Madrid, Beckham "renunció a una parte de su carrera".

Durante la temporada 2002-03, a Ferguson le preocupaba que la dedicación y el nivel de trabajo de Beckham habían bajado.

Ferguson perdió la fe en su jugador después de un juego contra el Arsenal en febrero de 2003. El técnico estaba molesto porque Beckham se negó a defender cuando el oponente anotó su segundo gol.

"Como era costumbre en esa época, David desdeñó mi crítica", escribe Ferguson. "Es posible que creyera que ya no necesitaba defender ni presionar al rival".

Ferguson recuerda que en los vestidores Beckham lanzaba insultos.

"Me acerqué a él y mientras lo hacía pateé un zapato. Le pegó en la cara y por supuesto se levantó y trató de ir hacia mí, pero otros jugadores lo detuvieron".

Después de eso, Ferguson dijo a la junta directiva que Beckham tenía que irse.

"Creo que el gran problema -- soy un hombre de fútbol-- es que se enamoró de Victoria (ex de las Spice Girls) y eso cambió todo", dijo el entrenador el martes en la presentación de su libro.

En el libro Ferguson da detalles de la rebeldía del jugador, quien en alguna ocasión se negó a quitarse el sombrero en una cena del club.

Para esos momentos, Beckham había sido "engullido" por los agentes de publicidad, dijo Ferguson.

"David creía que era más grande que Alex Ferguson", escribió éste. "No puedes permitir que un jugador mande en el vestuario. Muchos han tratado pero el núcleo de la autoridad en el Manchester United está en la oficina del técnico. Esa fue su sentencia".

Beckham fue traspasado al Real Madrid in 2003 y luego sorprendió a todos con el anuncio de que se mudaba a Estados Unidos para lugar en el Galaxy de Los Ángeles en 2007.

"Imagino que Hollywood estaba entre los planes que tenía para la siguiente fase de su carrera", señala el libro. "No había razones futbolísticas para irse a Estados Unidos".

Beckham terminó su aventura en Los Ángeles el año pasado, luego jugó cinco meses en el Paris Saint-Germain antes de retirarse.

Ferguson se retiró en mayo y con ello puso fin la carrera más exitosa para un técnico en la historia del fútbol británico. Ganó 38 títulos en 26 años al frente del United, entre los que se incluyen 13 campeonatos de la Premier League y dos de la Champions League.