Islamistas sirios atacan pueblo cristiano

Fuerzas del gobierno sirio se enfrentaron el martes a insurgentes vinculados con al-Qaida que trataban de capturar una antigua ciudad cristiana al norte de Damasco, dijeron activistas y la prensa.

El Jabhat al-Nusra, o Frente Nusra, parece haber centrado sus ataques contra Sadad por su ubicación estratégica cerca de la principal carretera al norte de Damasco, más que por el hecho de que su población es cristiana. Pero los radicales entre los rebeldes son hostiles a la minoría cristiana de Siria, que tiende a respaldar al presidente Bashar Assad, y otros grupos vinculados con al-Qaida han saqueado y profanado iglesias en áreas que han tomado.

El ataque contra Sadad, unos 95 kilómetros (60 millas) al norte de la capital, comenzó el lunes al amanecer, informó el Observatorio Sirio por los Derechos Humanos. La policía local resistió el asalto inicial y el ejército la reforzó.

El ataque rebelde pareció centrarse en un hospital en la ciudad, dijo el Observatorio, que monitorea los combates por medio de una red de activistas en el terreno. Indicó que también hubo combates en el vecino pueblo de Muhin y que Jabhat al-Nusra controlaba la principal carretera hacia Damasco.

El presidente Assad ha conseguido el apoyo de varias minorías religiosas y étnicas en Siria, incluidos cristianos y miembros de su secta alauita --una rama de los chiíes-- en la guerra civil, que está ya en su tercer año. Entre los rebeldes predomina la mayoría suní.

Grupos islamistas vinculados con al-Qaida, como el Nusra y el Estado Islámico de Irak y el Levante, están entre las facciones rebeldes más activas en Siria. Esos grupos han chocado con otras brigadas rebeldes más moderadas por el control de estratégicas áreas fronterizas, además de enfrentar a curdos en el norte.

También el martes, proyectiles de mortero cayeron en un suburbio partidario del gobierno en las afueras de Damasco, lo que provocó la muerte de al menos a dos personas, dijeron la agencia oficial SANA y el Observatorio.

No estaba claro de inmediato quién era responsable de ese ataque, pero los rebeldes previamente han atacado Jaramana, donde viven cristianos y el grupo religioso druso. Está cerca de otro suburbio, Mleiha, donde los combates entre rebeldes y el gobierno han durado días.

El Observatorio reportó al menos tres ataques aéreos y varios de helicópteros artillados en el poblado de Safira, bajo control de los rebeldes y ubicado cerca de lo que probablemente es una instalación de armas químicas. El grupo activista indicó que uno de los operativos de los helicópteros alcanzó un área donde había un campamento de refugiados, lo que provocó la muerte de siete personas y de un niño.

Por otro lado, Sigrid Kaag, jefa del equipo a cargo de destruir las armas químicas de Siria, dijo que hasta ahora Damasco "ha cooperado completamente" con su labor.

El objetivo de la misión conjunta de las Naciones Unidas y la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas es destruir el arsenal sirio de ese tipo de armamento, todas sustancias químicas precursoras, y el equipo para producirlo a mediados de 2014.

"Hasta la fecha, el gobierno de Siria ha cooperado completamente en respaldar el trabajo del equipo de avanzada y la misión conjunta OPAQ-ONU", dijo Kaag, a quien el secretario general de la ONU Ban Ki-moon nombró al puesto anteriormente este mes, en Damasco.

"Al unirse a la Convención sobre Armas Químicas, el gobierno sirio ha indicado su compromiso con la tarea", afirmó, refiriéndose al hecho de que el país haya ingresado a la OPAQ. "Los plazos son un desafío, dada la meta de eliminar el programa de armas químicas de Siria en el primer semestre de 2014".

Mientras tanto, los inspectores internacionales enviados para destruir la capacidad de Siria de producir armas químicas dijeron que habían visitado 17 sitios desde que comenzaron su trabajo a principios de octubre. En un comunicado emitido el lunes por la noche, indicaron que habían destruido "equipo crucial con el fin de hacer que las instalaciones sean inoperables".

____

Los periodistas de The Associated Press Albert Aji en Damasco y Bassem Mroue en Beirut contribuyeron con este despacho.