Texas: Acusan a abogado de idear lavado de dinero

Un testigo clave de la fiscalía declaró el martes que un abogado del oeste de Texas que fue fideicomisario de la Universidad Carnegie Mellon ideó un plan para lavar hasta 600 millones de dólares procedentes de la venta de drogas ilegales del hoy extinto cártel del Milenio.

Los fiscales interrogaron a Víctor Pimentel en el juicio de Marco Antonio Delgado. Los fiscales alegan que Delgado conspiró para lavar ganancias del narcotráfico de julio de 2007 a diciembre de 2008. Dicen que Pimentel fue arrestado en 2007 con un millón de dólares que Delgado confesó era parte de una "prueba" en la operación.

Pimentel dijo que Lilian de la Concha, la exesposa del expresidente Vicente Fox, ayudó a organizar reuniones con el cártel.

La defensa de Delgado se centró en el uso de identidades falsas por parte de Pimentel en sus tratos con los miembros del cártel y durante las reuniones de mediación con abogados de una mujer a la que Delgado presuntamente defraudó millones de dólares.

Pimentel dijo a Richard Esper, uno de los abogados defensores de Delgado, que durante las reuniones de mediación pudo hacerle creer a los abogados de la empresaria mexicana Angélica Fuentes que era un experto financiero de nombre Francisco Ruiz, una identidad inventada por Delgado para que Fuentes solo pudiera demandar a Ruiz cuando descubriera que se gastó su dinero. Pimentel dijo que Fuentes le dio a Delgado millones de dólares para invertir y que a él lo llamaron para hacerse pasar por Ruiz a fin de explicar el paradero del dinero.

La defensa también preguntó a Pimentel por qué, si De la Concha era parte del ardid, no le dijo a los agentes de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) que ella estaba en El Paso en octubre de 2008 buscando a Delgado porque él le había hecho creer que estaba en etapas terminales de cáncer.

Pimentel dijo que pensó que había finiquitado sus tratos con el ICE y que se puso en contacto con los agentes para discutir la visita de De la Concha porque durante el tiempo que ella estuvo en El Paso él se enteró de que los miembros del cártel buscaban venganza por ser defraudados.

Pimentel dijo que una persona anónima le dijo a De la Concha por teléfono que "alguien va a tener que pagar por esto".

Thomas Justice, agente investigador del Departamento de Seguridad Nacional, declaró por su parte que Delgado acordó cooperar con los investigadores durante una entrevista posterior a su arresto en El Paso con el millón de dólares. Justice dijo que Delgado les relató cómo se involucró sentimentalmente con De la Concha y que ella le presentó a sus socios de negocios en varias reuniones.

En una de esas reuniones, Delgado recibió una lista de nombres de personas que serían extraditadas a Estados Unidos. Los socios de De la Concha le pidieron que demorara el proceso de extradición, dijo Justice.

Cuando Delgado hizo su investigación, algunos estaban en la mira del Departamento del Tesoro por lavado de dinero, dijo Justice.

Justice dijo a Ray Velarde, otro abogado defensor de Delgado, que no retiraron a Delgado el estatus de persona cooperadora aun cuando no les dio información de utilidad.

"Si sentimos que están mintiendo o haciendo acuerdos a nuestras espaldas, les quitamos el estatus de cooperador. Nunca sentimos eso" con Delgado, dijo el agente.

Pimentel también rindió testimonio sobre cómo fue contactado por Delgado en 2008 para hacer otro viaje con dinero, esta vez desde Chicago. Pimentel afirmó que Delgado le dijo que había sido un agente encubierto de Seguridad Nacional todo el tiempo, pero Pimentel decidió chequear en la dependencia antes de ir a Chicago.

De acuerdo con el testimonio, Seguridad Nacional le dijo a Pimentel que no estuvieron en contacto con Delgado sobre esa transacción, pero que le pidieron ir a Chicago para reunirse con agentes del lugar a fin de hacer lo que se conoce como una recogida controlada. El dinero fue depositado en la cuenta de Delgado y posteriormente retirado y gastado, de acuerdo con documentos de la corte.

Antes de su arresto en 2012, Delgado era un fideicomisario de la Universidad Carnegie Mellon e hizo un donativo de 250.000 dólares para una beca que llevaría su nombre y beneficiaría a estudiantes hispanos. También fue miembro de una fundación en pro de la educación de El Paso y un donador regular de la Orquesta Sinfónica de El Paso.