Suspendido otro futbolista salvadoreño

La Federación Salvadoreña de Fútbol suspendió el lunes por cinco años al portero Jimmy Cuéllar, otro de los jugadores presuntamente involucrados en arreglos de partidos de la selección nacional.

Cuéllar es un joven arquero que fue convocado a varios partidos de la selección nacional y según un comunicado oficial de prensa, se le prohíbe ejercer cualquier actividad relacionada con el fútbol federado por cinco años, aunque no se detalló su participación en el amaño de encuentros.

El castigado es uno de los porteros del Alianza F.C, uno de los equipos más populares de El Salvador, donde también jugaba el estelar guardameta Miguel Montes, suspendido de por vida por el mismo motivo.

Al jugador Cristian Alexander Sánchez del Deportivo Isidro Metapán, se le suspendió por seis meses, mientras que a Alexander Escobar, que jugaba para el Alianza, se le amplió la medida provisional de suspensión por 20 días más, para seguir profundizando en la investigación que se le sigue por su supuesta vinculación en el arreglo de los partidos de la selección.

Recientemente la Federación suspendió por un año a Rodolfo Zelaya, el jugador más destacado de El Salvador.

Zelaya reconoció ante los periodistas que había participado en dos reuniones donde se habló de arreglos de partidos, pero negó que haya recibido dinero.

También se impuso una suspensión por cinco años a Rodrigo Alejandro Martínez, de la segunda división profesional, quien supuestamente intentó arreglar los resultados de los encuentros de la selección sub20 que participó en el Mundial de Turquía.

El portero Benji Villalobos recibió una sanción de seis meses, y al jugador retirado Emerson Umaña se le revocó la suspensión.

El pasado 20 de septiembre, la Federación suspendió de por vida a 14 jugadores. Se suspendió por seis meses al capitán de la selección nacional Víctor Turcios y Eliseo Quintanilla, dos pesos pesados de la selecta.

Entre los jugadores con castigos vitalicios están los arqueros Miguel Montes y Dagoberto Portillo; Christian Castillo, ex jugador de DC United de la MLS y León de México, y William Osael Romero, ex jugador de Chivas USA.

Entretanto, la Fiscalía General de la República continúa con su investigación, que incluye a dirigentes del fútbol nacional.

Las sanciones están relacionadas con una pesquisa de la federación por amañar resultados en cuatro partidos de la selección, incluida la derrota de 5-0 ante México en la Copa de Oro de 2011, y un amistoso que El Salvador perdió 2-1 contra Estados Unidos en 2010, en Florida.

A Carlos Carrillo le habían revocado la sanción provisional, y ya jugó con su equipo el Deportivo FAS salvadoreño.

La Federación reiteró que las investigaciones sobre el tema de los arreglos de partidos siguen abiertas.