Fulham aplasta 4-1 a Crystal Palace en la Premier

El suizo Pajtim Kasami y Steve Sidwell anotaron con voleas espectaculares para que el Fulham remontara y goleara el lunes 4-1 al Crystal Palace en la Liga Premier inglesa.

Palace tomó la ventaja temprano mediante un tanto de Adrian Mariappa a los siete minutos, pero Kasami empató por el Fulham mediante uno de los goles más espectaculares de la campaña, al controlar con el pecho un largo pase y disparar de volea desde la derecha del área.

Sidwell añadió otro golazo, justo antes del entretiempo, cuando un tiro libre fue bloqueado por la barrera del Palace. El balón rebotó hacia el jugador inglés, quien remató de volea desde fuera del área para fusilar al arquero argentino Julián Speroni.

El búlgaro Dimitar Berbatov anotó el tercero de cabeza a los 50 y el suizo Philippe Senderos hizo el cuarto mediante una volea más, esta vez a boca de gol, cinco minutos después.

La victoria propulsó al Fulham al 14to lugar, con 10 puntos en ocho partidos, y mitigó algo de la presión que rodea al técnico Martin Jol, tras un mal comienzo de campaña. El Palace siguió penúltimo, con apenas tres puntos, en su primera campaña tras ascender a la Premier.

"Era increíblemente importante obtener el resultado", dijo Jol. "Necesitábamos los tres puntos, así que ahora... el Fulham está en una mejor posición".

Fue apenas la segunda ocasión en que el Fulham anotó cuatro goles de visita en la Premier. Y los primeros dos tantos figurarán seguramente entre los mejores del año.

El de Kasami fue el más impresionante, al perseguir el pase del alemán Sascha Riether, bajar el balón con el pecho a la entrada del área y disparar con la derecha en una volea perfecta.

"Sí, fue un gol increíble y estoy muy satisfecho", dijo Kasami.

El tanto de Sidwell habría recibido mayores elogios si no hubiera llegado en el mismo cotejo en que se produjo la fantasía de Kasami.

Después de que un tiro libre del tico Bryan Ruiz se estrelló en el muro, el balón le cayó al mediocampista de 30 años, quien metió su cañonazo de volea al ángulo izquierdo, para poner arriba a los visitantes.