Matan a 41 personas en ataque en Sudán del Sur

Rebeldes de Sudán del Sur mataron por lo menos a 41 personas e hirieron a decenas en un ataque armado en una localidad remota del estado Jonglei, informó el domingo un funcionario regional.

Se cree que el ataque del domingo por la mañana en el inestable país fue perpetrado por las milicias rebeldes del líder David Yau Yau con la ayuda de su tribu Murle, informó Hussein Maar, el gobernador interino de Jonglei.

"Los reportes preliminares que recibimos indican que 41 personas fueron asesinadas y 63 heridas, algunas de gravedad", indicó. "Algunos de los heridos se hayan en muy grave estado y es probable que mueran esta noche o después".

Agregó que la Misión de la ONU en Sudán del Sur trasladó algunos de los heridos por vía aérea hasta Bor, la capital estatal, y hasta el principal hospital del país en Juba, la capital del país.

Los atacantes estaban armados con fusiles automáticos y disparaban indiscriminadamente. También se robaron el ganado, dijo Maar.

Sudán del Sur se apartó pacíficamente de Sudán en el 2011 después de una encarnizada guerra civil y años de esfuerzos por parte de los líderes estadounidenses, pero desde esa fecha el país ha sido escenario de múltiples hechos de violencia en Jonglei. El país ha sido inundado por armas, muchas de las cuales están en manos de civiles y de fuerzas de seguridad acusadas de indisciplina.

Los grupos defensores de los derechos humanos han denunciado algunas violaciones presuntamente cometidas por las fuerzas armadas de Sudán del Sur en su intento de aplacar la rebelión del grupo de Yau Yau.

Yau Yau es un ex coronel de Sudán del Sur, que inicialmente se rebeló contra Juba después de perder las elecciones para un escaño parlamentario en el 2010, alegando fraude. Un año después aceptó una amnistía del presidente Salva Kiir y regresó a Juba, pero poco después se fugó a Jartum desde donde lanzó una rebelión contra el gobierno de Juba en su región natal de Pibor.

Funcionarios de Sudán del Sur acusaron a Sudán de respaldar la rebelión de Yau Yau a fin de impedir los planes de Juba de construir un oleoducto a través de Etiopía, acusaciones que fueron negadas por Jartum.