Bolivia: Mueren policías en emboscada de cocaleros

Dos policías que participaron en una operación para erradicar cultivos de coca murieron en una emboscada por parte de cultivadores de la planta y ocho agentes fueron retenidos como rehenes, denunció el gobierno de Bolivia el domingo. Agregó que el ataque también dejó 20 heridos.

"Tenemos que lamentar que se ha tomado a ocho efectivos del orden como rehenes después de una emboscada de cocaleros mientras nuestros policías y militares estaban cumpliendo órdenes de llevar adelante la erradicación de coca", informó el ministro de Gobierno, Carlos Romero, en rueda de prensa.

El ministro no especificó el lugar en el que están los rehenes pero si especificó que se envió un centenar de elementos para garantizar el control del lugar y buscar a los rehenes.

En la emboscada del sábado murió un subteniente, mientras que un policía --que estaba hospitalizado en La Paz a consecuencia de las heridas que sufrió-- murió el domingo, informó el Ministerio de Gobierno en un comunicado de prensa.

El policía, de 29 años, murió de complicaciones por las heridas que le hizo una bala. El proyectil le perforó una parte del estómago, el páncreas y el intestino grueso, agregó el comunicado. En cuanto al subteniente, el informe forense dijo que murió porque una bala le atravesó la parte superior del estómago y los pulmones.

Otros 12 integrantes de las fuerzas de seguridad fueron atendidos por heridas causadas por disparos de arma de fuego y más de 10 por golpes. "Informes preliminares señalan que el proyectil puede ser de un fusil máuser o de una carabina", explicó Romero.

También se detuvo a 10 cultivadores. Romero explicó que según reportes preliminares, entre los cocaleros habría extranjeros con buen manejo de las armas.

El representante de los cocaleros Gregorio Cari dijo por teléfono a The Associated Press que los agentes lanzaron gases lacrimógenos y dispararon a las casas de sus compañeros. Los productores vigilaban para evitar que las tropas destruyeran los sembradíos de coca, dijo.

"Tengo el informe que los compañeros han sido provocados", afirmó. Cari no mencionó a la acusación de los cultivadores usaron armas de fuego o que tienen a elementos de seguridad como rehenes. En cambio, pidió diálogo al gobierno para evitar "confrontación".

El dirigente cocalero dijo que esta es la primera vez que hay muertos en enfrentamientos entre las fuerzas armadas y los productores de la hoja desde que Evo Morales es presidente de Bolivia.

"Hay muchas diferencias con nuestro sector. El gobierno nos acusa de opositores y por eso recibimos malos tratos, siendo Morales un cocalero como nosotros", agregó.

El mandatario boliviano emergió a la arena política como dirigente cocalero de las seis federaciones del Chapare, en el centro del país, y promueve una política de erradicación "concertada" de sembradíos en acuerdo con los productores, pero ésta no ha podido llevarse a cabo en la localidad de Apolo, al norte de La Paz, debido a un conflicto que lleva años porque en esa parte está el límite de los cocales legales.

El viceministro Felipe Cáceres informó el viernes que en lo que va del año, las brigadas de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) erradicaron 9.331 hectáreas de plantaciones excedentes e ilegales de coca a nivel nacional.

La hoja de coca mitiga el mal de altura de la cuidad de La Paz y se le atribuyen poderes curativos.