Raymond se vuelve huracán; trae lluvia a México

El huracán Raymond ganó fuerza el domingo por la noche en el Pacífico y alcanzó la categoría 2 mientras su vórtice se acercaba a la costa del sur de México, una zona ya devastada por las lluvias y aludes de tierra por la tormenta tropical Manuel del mes pasado.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, con sede en Miami, pronosticó que Raymond dará un giro brusco hacia el oeste y que su ojo volverá al mar en lugar de tocar tierra, pero advirtió que el vórtice del meteoro de categoría 2 todavía podría acercarse a una distancia tan corta como 80 kilómetros (50 millas) de suelo mexicano, con la respetiva amenaza de lluvias fuertes y posiblemente peligrosas.

El centro dijo que Raymond cobrará más fuerza en los próximos días.

En una zona donde 10.000 personas todavía viven fuera de sus casas un mes después de las inundaciones que dejó la tormenta Manuel, las autoridades se apresuraron a preparar equipos de emergencia y contemplaron ordenar más evacuaciones.

Las autoridades mexicanas confiaban en que un frente frío procedente del norte ayudará a alejar a Raymond de la costa, dijo el director de la Comisión Nacional del Agua de México, David Korenfeld.

"El frente frío que baja puede hacer que Raymond gire a la izquierda pero eso es un supuesto", dijo Korenfeld. "Si el frente frío baja con menos velocidad, esta tormenta tropical, que tendrá velocidades cercana a huracán en un rato más, puede acercarse más a la costa", dijo el funcionario horas antes de que Raymond se convirtiera en huracán.

El domingo por la noche, el ojo de Raymond se encontraba a 205 kilómetros (125 millas) al sur del centro vacacional de Zihuatanejo y tenía vientos máximos sostenidos de 160 kilómetros por hora (100 mph). Se movía al norte-noroeste a 9 kilómetros por hora (6 mph) de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes. Dijo que se esperaba cierto fortalecimiento adicional durante la noche y que el movimiento de traslación del meteoro parecía disminuir.

Una advertencia de huracán estaba vigente desde Tecpan de Galeana --al norte de la costa de Acapulco-- al puerto de Lázaro Cárdenas, al noroeste. También había una advertencia de tormenta tropical desde Acapulco a Tecpan.

Las autoridades del estado de Guerrero, en el sur del país, donde las tormentas Manuel e Ingrid provocaron la muerte de unas 120 personas a causa de deslaves e inundaciones, estaban más preocupadas por las fuertes lluvias que por los vientos.

El gobierno estatal ordenó el cierre de puertos, creó 700 albergues y recomendó a los residentes de áreas en riesgo que tengan precaución. Las autoridades estaban por decidir si ordenarán más evacuaciones, inclusive las áreas bajas de Acapulco que sufrieron inundaciones graves a causa de Manuel.

Los meteorólogos dijeron que Raymond se aproximará lentamente a la costa meridional de México el lunes por la noche o el martes y que luego tendrá una trayectoria errática en la zona.

Los especialistas advirtieron de precipitaciones copiosas a lo largo de la costa sur-central de México los próximos días, las cuales podrían causar inundaciones súbitas peligrosas y deslizamientos de tierra. Una advertencia de tormenta tropical y de preparación por huracán estaba en vigencia entre Acapulco y el puerto de Lázaro Cárdenas.

Korenfeld dijo que el daño potencial de tres días de lluvia, posiblemente torrencial, puede ser enorme. Unas 50 presas de la región aún están al máximo de su capacidad y descargan agua para dar cabida a la que caerá por las precipitaciones.

"Habrá lluvia, torrencial, en la costa del Pacífico durante las siguientes 72 horas", dijo Korenfeld.

Se cree que decenas de colinas de la costa son inestables y están en riesgo de derrumbarse si llueve más. En algunos pueblos de la montaña de Guerrero todavía no se restablece el servicio eléctrico y de telefonía interrumpido desde Manuel.

En previsión de la tormenta, el gobierno ha trasladado helicópteros y cuadrillas de rescate hacia áreas en las que podría haber problemas.