Irán advierte que podría acelerar trabajo nuclear

Los legisladores de Irán podrían exhortar para que el país acelere sus trabajos atómicos si occidente aplica presiones excesivas para que Teherán haga concesiones en las actuales negociaciones nucleares, advirtió el domingo el presidente del parlamento.

El mensaje de Alí Larijani --menos de una semana después de la reanudación de conversaciones-- parecía estar dirigida tanto a los enviados de occidente como al equipo de negociadores de Irán, que encabeza el ministro de relaciones exteriores Mohammad Javad Zarif. Asimismo destaca la contienda política dentro de Irán: entre los simpatizantes del presidente Hasan Ruhani, de tendencia moderada, y el sector de línea receloso de su acercamiento con Washington.

Las declaraciones de Larijani fueron hechas luego de que algunos miembros del Congreso de Estados Unidos pidieron que se intensifiquen las sanciones a Irán, a pesar de las negociaciones nucleares y un histórico avance diplomático el mes pasado, que incluyó una llamada telefónica del presidente Barack Obama a Ruhani.

Mientras tanto, Larijani dijo a los representantes de Irán que el parlamento no debería permitir a que las potencias mundiales impongan "medidas especiales" al país más allá de sus obligaciones establecidas por el tratado de Naciones Unidas que supervisa la actividad atómica, como la vigilancia y la inspección.

Los clérigos gobernantes de Irán aprueban todas las políticas y decisiones importantes, pero el parlamento tiene la influencia suficiente como para alterar potencialmente las conversaciones en respuesta a las demandas occidentales para frenar el programa. Tal resistencia de parte del parlamento de Irán podría sembrar dudas sobre la capacidad de Ruhani de llegar a un acuerdo con las potencias mundiales, de la misma manera en que las protestas en el Congreso podrían interponerse en el camino de las sanciones occidentales.

Ruhani dijo el domingo a su gabinete que tenga cuidado con los planes de los enemigos extranjeros de dañar la unidad del país, según la agencia oficial de noticias IRNA. Ruhani dijo que Israel trata de socavar las actuales negociaciones atómicas.

"Los sionistas está recurriendo al sabotaje y a causar problemas dentro y fuera del país cada vez que Irán alcanza un éxito", destacó Ruhani según la agencia.

Los detalles de las conversaciones de la semana pasada siguen sin conocerse, pero las prioridades de corto alcance se han puesto de manifiesto. Estados Unidos y sus aliados tratan que Irán dé marcha atrás en su programa de enriquecimiento de uranio del más alto nivel, que aún está lejos de alcanzar el grado militar. Irán quiere que occidente empiece a retirar las sanciones, que han afectado a las vitales exportaciones de petróleo de Irán.

La próxima ronda de negociaciones entre Irán y el grupo de seis naciones, los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad y Alemania está prevista en Ginebra para el 7 y 8 de noviembre.