Recapturan a dos reos fugados en Florida

Dos asesinos convictos que fueron liberados de prisión debido al uso de documentos falsos fueron recapturados el sábado por la noche sin incidentes en un motel de Panama City, dijeron las autoridades.

Joseph Jenkins y Charles Walker, ambos de 34 años, fueron detenidos aproximadamente a las 6:40 p.m. en el motel Coconut Grove Motor Inn. Fueron aprehendidos varias horas después de que sus familiares, en una conferencia de prensa, los instaron a entregarse.

El Departamento de Aplicación de la Ley de Florida no proporcionó de inmediato más detalles sobre la captura o sobre su investigación.

Una mujer que contestó el teléfono en el motel dijo que vio llegar policías y que ingresaron a la habitación 227. La mujer, quien no quiso proporcionar su nombre, dijo que las autoridades no pasaron a la oficina del motel antes de ingresar a la habitación.

Jenkins y Walker cumplían sentencias de cadena perpetua en la cárcel de Franklin en Florida antes de fugarse. Los documentos falsos, con los números de los casos y firma falsificada de un juez, engañaron a directivos de la prisión y redujeron sus sentencias a 15 años.

Jenkins fue liberado el 27 de septiembre y Walker el 8 de octubre.

Familiares y amigos de los hombres dijeron el sábado que inicialmente pensaron que su liberación era legítima y pasaron tiempo con ellos, planeando una fiesta de cumpleaños para uno y una visita a la iglesia con el otro.

Ambos hombres fueron a una cárcel de Orlando después de su liberación y se registraron como delincuentes, como requiere la ley. Llenaron documentos, les tomaron fotografía e incluso sus huellas dactilares. Al realizar esto, dijeron las autoridades, no despertaron ninguna sospecha.

Henry Pearson, tío de Jenkins y una figura paterna, dijo que le compró ropa a Jenkins cuando lo recogió en la prisión el mes pasado y lo llevó en automóvil a visitar a su madre y abuela.

Pearson planeó una fiesta de cumpleaños en su casa para Jenkins a realizarse unos días después, pero no se presentó. Pearson comentó que estaba completamente impactado al enterarse el miércoles que Jenkins no debía estar libre.

Dijo que escuchó sobre las capturas en la televisión y que posteriormente un agente judicial habló por teléfono a su casa y permitió a Jenkins hablar con su esposa.

"Solamente dijo que estaba bien y que nos amaba", agregó Pearson. "Sentimos un alivio enorme porque no sabíamos cómo terminaría esto".

La madre de Walker, Lillie Danzy, dijo que la familia pensó que sus plegarias habían sido respondidas cuando recibió una llamada diciendo que Walker estaba siendo liberado. No hubo tiempo para recogerlo, así que él se montó en un autobús hacia el centro de Florida.

___

Farrington está en Twitter como en: www.twitter.com/bsfarrington