Persecución motiva cierre fronterizo EEUU-México

Una persecución automovilística a alta velocidad que terminó con la muerte de un presunto ladrón obligó a que el sábado se cerrara temporalmente el tránsito vehicular hacia México en uno de los cruces fronterizos desde San Diego.

Tres agentes de la Policía de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos mataron a tiros al conductor de un vehículo que se detuvo cerca del cruce fronterizo de Otay Mesa y luego comenzó a avanzar, dijo el teniente de la policía de San Diego Lee Norton, de acuerdo con un reporte del canal KNSD-TV (http://bit.ly/1cGRGem ).

El conductor, quien murió en el lugar, había llevado a la Patrulla de Caminos de California a una persecución de cerca de 160 kilómetros (100 millas).

El cruce con dirección sur fue cerrado al paso de vehículos y peatones luego de tiroteo registrado a las 10:30 de la mañana. Continuó abierto de México hacia Estados Unidos, pero en el sentido contrario podría estar cerrado hasta bien entrada la noche, dijo Forrest Bustamante, supervisor de la Policía de Aduanas y Protección Fronteriza.

El ajetreado cruce fronterizo vecino de San Ysidro no se vio afectado.

La persecución inició después de un presunto robo de auto con violencia en la ciudad de Perris, en el condado de Riverside, justo después de las 9:30 a.m. Ésta alcanzó una velocidad de 160 kph (100 mph) a través del condado de San Diego.

Norton, teniente interino de la unidad de homicidios del Departamento de Policía de San Diego, dijo que el sospechoso viajaba solo en el auto, pero no pudo decir si iba armado.