Madrid tumba 2-0 al Málaga

El argentino Angel Di María marcó el sábado su primer gol del campeonato, Cristiano Ronaldo sumó su octava diana, y el Real Madrid se anotó su séptima victoria por la novena fecha de la liga española, 2-0 sobre el Málaga, para seguir a distancia del Barcelona y el Atlético de Madrid antes de la disputa del clásico el próximo fin de semana.

Los azulgranas, líderes de la clasificación junto al Atlético con pleno de victorias y 24 puntos, recibirán al Madrid dentro de siete días con no más de cinco unidades de ventaja. Incluso menos, si tropiezan a lo largo de la presente jornada. El Madrid marcha ahora tercero con 22 puntos.

El Barsa juega en cancha de Osasuna a continuación, previo a la visita del Atlético al Espanyol.

Di María marcó a los 46 minutos y el Málaga de Bernd Schuster, ex timonel madridista, ya no se repuso en un estadio donde nunca ha vencido al cuadro "merengue", encajando su segunda derrota liguera consecutiva. Cristiano redondeó en los descuentos mediante un penal provocado por Gareth Bale.

En el otro partido del sábado, la Real Sociedad volvió a ganar tras no hacerlo desde la primera fecha, derrotando 2-1 al Valencia con goles de Antoine Griezmann (41) y Rubén Pardo (59).

Los locales, que recortaron por vía del colombiano Dorlán Pabón en los descuentos, vieron así truncada una racha de cuatro fechas invictos y la Real ganó moral de cara al compromiso de Liga de Campeones, el miércoles, en cancha del Manchester United.

El Madrid fue de más a menos y, en el arranque, Cristiano tan solo necesitó medio metro de espacio en el área para soltar un derechazo al travesaño, mientras que Di María se bastó de un tiro libre directo angulado para forzar el vuelo de su compatriota Wilfredo Caballero, estelar a lo largo del cotejo.

Con el Málaga ofuscado en penetraciones interiores, el Madrid se lanzó al contraataque, especialidad de Di María, cuyo pase en carrera resolvió Cristiano con gran control y disparo ligeramente desviado; la siguiente asistencia del argentino, un centro con la zurda, la cabeceó Alvaro Morata a manos del arquero.

Caballero siguió firme en otra escapada de Cristiano y el Málaga, disciplinado en defensa y comedido en ataque, alcanzó el descanso en igualdad de condiciones; aunque los planes de Schuster se desmoronaron nada más reiniciarse el partido, cuando la enésima comba desde la derecha de Di María se envenenó, acabando en el arco un Caballero distraído por el amago de cabeceo de Cristiano.

La ventaja no mejoró las prestaciones del Madrid, limitado en su fútbol a la inspiración de sus astros, como en otro tiro libre de Cristiano, y que paulatinamente fue cediendo terreno al Málaga, calculador en sus arribos al área de Diego López.

A falta de un cuarto de hora para el final, Carlo Ancelotti dio entrada a Bale por Morata, con el objetivo de que el galés, fichado a coste récord y saliente de una lesión, se rodara de cara a los siguientes duelos contra la Juventus por la Champions y el Barsa.

En un final intenso, Bobley Anderson amenazó con un cañonazo el arco de López y Caballero volvió a salvar a los visitantes en remate en boca de gol de Cristiano y zapatazo de Jesé Rodríguez. En la última acción de peligro, una caída de Bale en forcejeó con Weligton fue decretada penal por el árbitro, y convertida desde los 11 metros por Cristiano, que se equipara al argentino Lionel Messi en la tabla de cañoneros con ocho dianas; dos menos que Diego Costa, del Atlético.

"El partido me gustó mucho. La actitud de los jugadores mejoró y espero ver la misma intensidad en los próximos partidos", declaró Ancelotti.

El Valencia pudo adelantarse mediante disparos lejanos de Sofiane Feghouli, Pabón y el argentino Ever Banega, pero Griezmann castigó un error defensivo empalmando un balón a la red ante la media salida de Vicente Guaita.

Más combinativa, la Real llegó con mayor claridad, aunque fue otro mísil de Pardo, tras cesión del mexicano Carlos Vela, el que subió el 2-0 al marcador. Pabón cerró la cuenta de remate a la media vuelta.