Gobierno venezolano descarta devaluación

Las autoridades venezolanas descartan un posible ajuste cambiario alegando que no hay necesidad de una medida de ese tipo en el corto plazo.

El ministro de Petróleo y vicepresidente del área económica, Rafael Ramírez, negó versiones recientes de que el gobierno estaría considerando una devaluación debido a una importante merma en las reservas internacionales.

Los analistas atribuyen la merma a la alta dependencia que mantiene Venezuela de la fluctuación del oro en los mercados externos.

Al descartar la devaluación, Ramírez indicó que una medida de ese tipo no tiene sentido porque el gobierno cuenta con las "divisas necesarias" para satisfacer y fortalecer la producción en el país.

El ministro ha dicho que la petrolera estatal PDVSA tiene previsto entregar este año al Banco Central de Venezuela 47.312 millones de dólares, de los cuales ya aportó más de 70% hasta septiembre.

Durante este año, las reservas internacionales han registrado una caída de 27,85% que las llevó a 21.466 millones de dólares para el 16 de octubre, situación que preocupa a los analistas y líderes de oposición.

Acotó que además de las reservas existen "mecanismos alternos para garantizar divisas" como el Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden), donde el Banco Central por ley debe transferir dos veces al año los "excedentes de las reservas internacionales".

Ramírez, empero, advirtió que se tomarán medidas para alcanzar "un control más estricto de las divisas que les están robando al pueblo".

En ese sentido comentó que será modificada la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) para hacerla más eficiente y evitar que los agentes económicos puedan cometer irregularidades. "Que no nos sobrefacturen", acotó.

Cadivi tiene a su cargo el suministro de divisas oficiales para atender los requerimientos del sector público y vender dólares a las empresas y personas naturales.

Venezuela mantiene desde febrero de 2003 un control sobre el tipo de cambio. El precio oficial del dólar es actualmente es 6,30 bolívares, pero su valor en el mercado paralelo se cotiza a más de siete veces.

Las declaraciones del ministro se produjeron en el marco de reactivación el viernes de las subastas de divisas, que estaban paralizadas desde finales de agosto. El gobierno, en paralelo, estudia el diseño de un sistema alternativo de venta de dólares con la intención que este en definitiva dinamice la economía y ayude a aliviar el desabastecimiento de productos básicos.

En la subasta del viernes fueron adjudicados 100 millones de dólares, de ellos 5,48 millones de dólares serán liquidados a personas particulares y 41,45 millones de dólares para importaciones de juguetes, alimentos y otros bienes de consumo masivo durante los festejos de Navidad y Aaño Nuevo.

Cadivi ha liquidado durante el año 33.143 millones de dólares para importaciones y para atender los requerimientos de los viajeros, estudiantes y personas con problemas de salud que se atienden en el exterior, informó.

Ramírez admitió que el mercado paralelo está generando fuertes presiones en la economía y la inflación. En los últimos 12 meses, los precios han crecido 49,4%, la tasa más alta en más de una década.

El ministro adelantó que el gobierno tendrá próximamente "los elementos para combatir el dólar paralelo", sin dar detalles.

El presidente Nicolás Maduro presentó el 8 de octubre a la Asamblea Nacional una solicitud para una ley habilitante que le daría poderes para legislar por un año en diversas áreas. Maduro ha señalado que, de aprobar el Congreso esa ley especial, la utilizaría para emitir regulaciones para combatir la corrupción y lo que ha denominado la "guerra económica".