México apela a fórmula para momentos desesperados

La fórmula de usar al mejor equipo de un torneo local como la base de la selección nacional no es nueva, aunque en México se ha usado recientemente sólo en tiempos desesperados.

El presente de la selección mexicana amerita medidas desesperadas, al jugarse la clasificación al Mundial en un repechaje contra Nueva Zelanda.

Los jerarcas del fútbol nacional anunciaron el viernes que el América, el actual campeón del torneo local, será la base para el compromiso, incluyendo a todo su cuerpo técnico y uno de sus dirigentes,

"Agradecemos por permitirnos usar a todo el cuerpo técnico del América en una situación de crisis que nadie la tenía planeada, que a nadie nos gusta", dijo el presidente de la federación mexicana de fútbol, Justino Compeán. "Esta situación la tenemos que revertir y nos quedan 180 minutos para hacerlo".

América, uno de los dos equipos más populares del país, se coronó campeón del Clausura 2013 de la mano de su entrenador Miguel Herrera. El equipo cabalga como líder del actual Apertura 2013, muy cerca de imponer un nuevo récord de puntos en torneos cortos.

Su equipo, donde sólo usa tres jugadores foráneos, tiene mucha solidez en cada una de las líneas. También exhibe una fluidez de juego que ha estado ausente de la selección que entró al repechaje gracias a la ayuda de Estados Unidos.

En el pasado, León, Chivas y Pumas llegaron a ser base de selección nacional mexicana. Pero la última vez que México recurrió a esta fórmula fue cuando Javier Aguirre tomó al equipo nacional en precarias condiciones y en riesgo de quedar fuera del Mundial de Corea y Japón 2002.

En ese entonces, el "Vasco" tomó como base a un Cruz Azul que acababa de disputar la final de la Copa Libertadores ante Boca Juniors y el experimento le funcionó porque eventualmente logró el boleto mundialista.

"Estamos convencidos que esta es la solución para clasificar al Mundial", dijo Jorge Vergara, dueño de Chivas, el acérrimo rival del América. "Quiero pedirle a todos los aficionados de otros equipos que tengamos unos días de tregua y apoyemos, que dejemos de lado la pasión para poder disfrutar a México en el Mundial de Brasil".

Chivas pasa por un pésimo momento: penúltimo entre los 18 equipos del Apertura.

En otras partes del mundo, es común que algunos equipos sean base de selección nacional. Ocurre en España, el vigente campeón del mundo y europeo, con el Barcelona. En Alemania, el combinado nacional es básicamente armado con jugadores de Bayern Munich y Borussia Dortmund.

Quizá la gran diferencia es que en México aún se pone mucho peso a los jugadores que militan en ligas de Europa y se les da la titularidad casi en automático en el seleccionado, pese a que no están en su mejor momento.

Un evidente caso es el de Javier Hernández. El delantero juega poco con el Manchester United, pero ha sido titular con México en los últimos encuentros eliminatorios.

"Es una situación de crisis, estamos concentrados en resolver esto y pensamos en Miguel (Herrera) por la inercia que trae América con sus jugadores", dijo el presidente de Atlante, Miguel Ángel Couchonal. "Pensamos que ellos son la solución y vamos a apoyar a muerte para el efecto de que México pueda estar en Brasil".

México, que enfrentará a Nueva Zelanda en noviembre próximo, no se ausenta de un Mundial desde Italia 1990.