China domina el medallero del mundial de natación

China se confirmó como cómoda líder del cuadro de medallas del mundial de natación, mientras que la rusa Svetlana Romashina se erigió como la indiscutible reina del nadon sincronizada.

China se posicionó para añadir una nueva presea en los clavados con dos finalistas en la plataforma individual de mujeres.

La doble campeona olímpica Chen Ruolin, auténtica leyenda de la disciplina y ya con una presea de oro en su casillero del actual mundial, al haber ganado en la plataforma sincronizada con Liu Huixia, clasificó primera en las semifinales de la mañana, después de que su compañera, Si Yajie, dominara la sesión preliminar a primera hora.

Chen puntuó con un total de 373.65 unidades la ronda de cinco saltos, 5.50 por encima de la británica Tonia Couch, quien exhibió un buen nivel y clasificó por encima de Si, firmante de 341.85 puntos.

Cuarta fue la canadiense Roseline Filion, quinta la alemana Maria Kurjo y sexta la británica Sarah Barrow.

La venezolana María Betancourt fue la clavadista latinoamericana más destacada al clasificarse a la final como la séptima, haciendo valer su consistencia para registrar 314.65 puntos.

Sorprendió la baja clasificación de la medallista de bronce en los pasados Juegos Olímpicos de Londres, Pandelela Pamg, de Malasia, quien finalizó octava.

La mexicana Alejandra Orozco, con apenas 300.10 puntos, pasó apuradamente el corte, entrando como la 12da a la ronda final, que se disputará el jueves en la tarde. Orozco fue medallista de plata en Londres 2012 junto con Paola Espinosa, en la plataforma sincronizada.

China, auténtica superpotencia de los clavados, lidera el medallero global con 10 preseas: cinco de oro, tres de plata y dos de bronce. Rusia le sigue con seis medallas y Alemania y Brasil acumulan cuatro cada una.

La última medalla china llegó en la natación sincronizada, donde Huang Xuechen se llevó la plata en la prueba de solo libre. Pero la supremacía en la piscina del Palau Sant Jordi es para Rusia y concretamente su máxima estrella, Romashina, quien cosechó su tercer oro del certamen.

La rusa se impuso con facilidad a su rival asiática y a la española Ona Carbonell, quien acabó tercera para hilvanar su tercer bronce y repetir exactamente el mismo podio que deparó el sábado la competencia en el solo técnico.

Trece coronas mundialistas desde 2005 contemplan la brillante trayectoria de Romashina, y Rusia, ganadora de las cuatro pruebas disputadas hasta ahora en natación sincronizada, vislumbra repetir el barrido del anterior mundial de Shanghai, donde aniquiló a la competencia.

En waterpolo varonil, Estados Unidos machacó a Sudáfrica por 16-3, la campeona olímpica Croacia derrotó a Canadá por 13-8, Australia venció a China 9-7, y la medallista de bronce en Londres, Serbia, no se dejó sorprender por Hungría, a la que tumbó por 13-10, para mejorar su foja a 2-0 en el grupo C.

España no pudo superar a Montenegro, que cantó victoria por 7-5 para igualar el balance de 1-1 de los anfitriones en el grupo A. Italia, medalla de plata en 2012, venció a Alemania por 10-8 en el grupo D.