Defensores de armas convocan a mitin en el Álamo

Así es como se organiza un mitin en Texas para apoyar la posesión de armas: Dígale a todos que lleven sus fusiles y escopetas al Álamo, la atracción más popular del estado, donde se ubica la séptima ciudad más grande del país.

Y asegúrese de invitar al político estatal más amigable con las armas, quien asimismo tiene las llaves del histórico sitio.

Cuando los organizadores de "¡Ven y Tómalo San Antonio!" hicieron planes para exhibir armas gruesas el sábado, el Álamo parecía el escenario ideal, pero el evento ha llamado la atención por romper una centenaria tradición de no realizar manifestaciones públicas en el santuario de la libertad de Texas, donde el coronel William Travis y 200 texanos murieron defendiéndose del sitio del Ejército mexicano en 1836. Este tipo de exhibiciones públicas usualmente han quedado relegadas a una plaza cercana.

Algunos se están preguntando si un grupo que apoya las armas ha ido demasiado lejos al ensalzar el derecho de poseerlas, una hazaña considerada casi imposible en Texas. Y si un político se ha mostrado demasiado dispuesto a apoyarlos.

"Ciertamente consideramos el Álamo nuestro cementerio familiar", dijo Lee Spencer White, presidenta de la Asociación de Descendientes de los Defensores del Álamo. "Nuestros muchachos murieron aquí y lo tomamos muy en serio".

Los organizadores del mitin dicen que el sitio es ideal para su causa y protestaron por una orden en San Antonio que según ellos afecta el derecho a tener armas.

"Estamos haciendo esto para mostrar que no vamos a retroceder", dijo Victoria Montgomery, portavoz de Open Carry Texas, uno de los grupos organizadores del evento.

Los simpatizantes de las armas organizaron el mitin después de una confrontación con la policía de San Antonio hace dos meses. Las autoridades amenazaron con arrestar a varios activistas que portaban fusiles mientras estaban afuera de un Starbucks.

La ley de Texas prohíbe portar pistolas abiertamente, pero no tiene restricciones similares para las armas largas. Sin embargo el código penal del estado prohíbe la exhibición de "armas mortales en lugares públicos de manera calculada para alarmar". Una ley en San Antonio restringe las armas de fuego en parques públicos o en mítines políticos.

"Vamos a pelear por nuestros derechos y no está bien que la policía sólo diga cualquier cosa y vaya inventando reglas", agregó Montgomery.

A finales de septiembre la Comisión de Tierras de Texas autorizó al grupo para usar el Álamo.

El sitio histórico incluye una pequeña iglesia que data de 1744 levantada por los españoles y otras construcciones. Unas 2,5 millones de personas lo visitan caca año.

Entre 1905 y 2011 la asociación Hijas de la República de Texas supervisó que no se realizaran actos inapropiados en el edificio.

La decisión de la protesta de las armas largas fue tomada por el jefe de la Comisión de Tierras de Texas Jerry Patterson, un legislador conocido por llevar un revólver en su bota y defender el derecho de portar armas.

Patterson reconoce que su oficina no ha desarrollado reglas para el uso de la misión, aunque señaló que las restricciones no deberían ser extensas.

"A los ciudadanos que quieren reunirse y ejercer su derecho a la Primera Enmienda (constitucional), que se comporten de acuerdo a la ley, no estoy seguro de que tengamos legítima autoridad de decirles que no, incluso aunque quisiéramos", agregó.

Patterson, quien como senador escribió la ley de armas ocultas del estado, dijo que después de la manifestación del sábado explicará al fiscal de San Antonio que la ordenanza de la ciudad es inconstitucional.

Pero las autoridades de San Antonio no están de acuerdo, aunque descartan que haya problemas en el mitin. "Estamos esperando que sea una reunión pacífica y dentro de los límites de la ley", dijo el jefe de policía William McManus en un comunicado enviado por correo electrónico.