Leverkusen gana con gol fantasma

Bayer Leverkusen derrotó el viernes 2-1 a Hoffenheim con un gol fantasma.

El cabezazo de Stefan Kiessling pasó cerca de un poste y la pelota entró al arco por la parte de afuera de la red. Aunque las repeticiones de televisión despejaron cualquier duda, el árbitro Felix Brych no le hizo caso a las protestas de los jugadores de Hoffenheim.

Ese no fue el único momento polémico de Brych, quien no le otorgó a Hoffenheim un gol en una jugada en la que el jugador estaba claramente habilitado, y se equivocó al otorgarle un penal a Hoffenheim, aunque el rematador falló el tiro.

Sidney Sam abrió la cuenta por Leverkusen a los 26 minutos, Kiessling aumentó a los 70, y Sven Shipplock descontó al final del encuentro.