Liberan a 3 colombianos

Tres colombianos empleados de la contratista de un oleoducto fueron liberados el viernes horas después de haber sido retenidos por presuntos rebeldes del ELN, informaron las autoridades.

El general Humberto Guatibonza, director de la policía antisecuestro, confirmó telefónicamente a The Associated Press que los tres contratistas fueron abandonados cerca de la zona donde fueron retenidos y ante un vasto operativo de la policía y el ejército en la zona.

Los tres hombres caminaron y se encontraron con los uniformados, indicó vía telefónica Genner Benítez, secretario de gobierno del municipio de Arauquita, donde fueron retenidos los contratistas cuando se desplazaban por una carretera en una camioneta blanca y fueron interceptados por hombres armados cerca de las 6.50am de la mañana (1150GMT).

Los tres contratistas fueron identificados como Pablo León, Jaime Barón y Carlos Rivera, empleados de la empresa Estudios Técnicos S.A., retenidos cuando iban en una carretera del sector de Arauquita, en el departamento de Arauca y a unos 390 kilómetros al noroeste de Bogotá, según Benítez.

León sería el conductor del vehículo y Barón un auxiliar de topografía de la empresa que es contratista del oleoducto Caño Limón-Coveñas, añadió Benítez.

El oleoducto se extiende 770 kilómetros desde la localidad de Caño Limón, en Arauca, hasta el puerto de Coveñas, en la costa del Caribe colombiano, y con frecuencia es objeto de ataques explosivos por parte de rebeldes que se oponen a la explotación de los recursos naturales colombianos y exigen una mejor distribución de las ganancias que producen.

El general Guatibonza confirmó que fue un plagio de unidades del rebelde Ejército de Liberación Nacional o ELN.

Esa guerrilla ya tiene en su poder desde el 10 de septiembre pasado a tres colombianos empleados de una contratista que también trabaja en Arauca en la construcción del Oleoducto Bicentenario, que se extenderá en aquella región del país.

La semana pasada el ELN divulgó en medios locales un video en el que se ve a los tres hombres, han confirmado las autoridades. En el video, un rebelde con el rostro cubierto reclama la autoría del plagio, pero no formula demandas específicas para la liberación de los tres trabajadores.