Alemania renueva contrato de Loew hasta 2016

Joachim Loew cree que Alemania será protagonista en el Mundial del próximo año, aunque el técnico de la selección germana cree que sería "una falta de respeto" mencionar a su equipo como el favorito sin tomar en cuenta a otros como España y Brasil.

Loew habló el viernes tras firmar una renovación de su contrato por dos años, que comienzan después de la Copa del Mundo de 2014. La federación alemana indicó que el nuevo pacto dura hasta la Eurocopa de 2016 en Francia.

"Siento una gran motivación para desarrollar más al equipo. Todavía no hemos llegado al final del camino, todavía tenemos grandes metas que queremos conseguir juntos", señaló Loew.

La federación quería renovar el contrato desde ahora para evitar cualquier distracción durante el torneo en Brasil. El líder del organismo, Wolfgang Niersbach, indicó que la extensión es una muestra de la "excelente cooperación" entre la federación y Loew.

Loew es el entrenador desde 2006, cuando Juergen Klinsmann renunció después de terminar tercero en el Mundial en Alemania. Loew fue el asistente de Klinsmann durante dos años.

Loew dirigirá su partido 100 el 15 de noviembre en un amistoso contra Italia en Milán.

El timonel tiene 68 triunfos, 16 empates y 15 derrotas. Sin embargo, Alemania no ha ganado un solo título bajo su conducción, al terminar segunda en la Euro de 2008, y ser semifinalista en el Mundial de 2010 y la Euro de 2012.

La reputación de Loew se vio afectada cuando Alemania perdió ante Italia en las semifinales de la Euro del año pasado, un revés que muchos achacaron a errores tácticos.

Alemania terminó invicta en la eliminatoria europea para el Mundial y ocupa el segundo puesto en el ranking de la FIFA, detrás del campeón mundial España.

"Tenemos un equipo muy bueno, estaremos bien preparados y estoy seguro que jugaremos un gran torneo, pero es muy prematuro hablar de lo que sería una campaña exitosa o no", expresó Loew.

Indicó que sería una "falta de respeto" ignorar a otros equipos.

"España ha ganado los tres últimos títulos importantes, Brasil juega en casa, otros equipos tienen mucha calidad, y los detalles pueden ser decisivos", advirtió. "Pero vamos a llegar al torneo con una actitud positiva y puedo garantizar que tenemos un equipo muy hambriento. Vamos por el premio mayor, pero también tenemos un equipo muy joven".

Aunque Alemania metió la mayor cantidad de goles en la eliminatoria (36), también exhibió debilidades en defensa, como cuando desperdició una ventaja de 4-0 y tuvo que conformarse con un empate 4-4 con Suecia en casa, el único partido que no ganó.

"Por supuesto que somos uno de los favoritos, pero a fin de cuentas, una pelota puede rebotar en un poste, o un jugador puede ser expulsado por una estupidez... no hay garantías", señaló Niersbach.