Cargos nuevos por balacera de Blackwater en Irak

El Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó el jueves cargos nuevos contra cuatro ex guardias de seguridad contratados por Blackwater Worldwide, resucitando un caso de repercusión internacional sobre una balacera fatal ocurrida en 2007 en las calles de Bagdad.

Una nueva acta procesal presenta acusaciones contra los hombres en relación con la balacera que enardeció el sentimiento antiestadounidense en Irak y exaltó susceptibilidades diplomáticas en medio de una guerra en cursor. Los hombres fueron contratados para proteger a diplomáticos estadounidenses.

Los guardias están acusados de haber disparado el 16 de septiembre de 2007 en una concurrida Plaza Nisur. Murieron por el hecho 16 civiles iraquíes, incluidas mujeres y niños. Fiscales dijeron que la fuertemente armada caravana de Blackwater utilizó ametralladoras y granadas en un ataque que no fue provocado. Los abogados defensores argumentan que sus clientes son hombres inocentes que fueron emboscados por insurgentes iraquíes.

Los guardias fueron acusados en 2008 de homicidio y violaciones a reglamentos sobre uso de armas, pero un juez federal desechó el caso al año siguiente, determinando que el Departamento de Justicia retuvo evidencia de un jurado de instrucción y violó los derechos constitucionales de los guardias. El fallo enojó a muchos iraquíes, quienes dijeron que demostró que los estadounidenses se consideran por encima de la ley. El vicepresidente Joe Biden, hablando en 2010 en Bagdad, expresó su "pesar personal" por la balacera.

Una corte federal de apelaciones reintegró el caso en 2011, diciendo que el ahora jubilado juez Ricardo Urbina había interpretado la ley erróneamente.

Fiscales presentaron nuevamente evidencia ante un jurado de instrucción, y el juez federal de distrito Royce Lamberth dio al Departamento de Justicia hasta el lunes para decidir qué hacer con el caso.

Los acusados son Dustin Heard y Evan Liberty, miembros retirados de la Marina de Guerra de Estados Unidos; Nick Slatten, ex sargento del ejército estadounidense; y Paul Slough, un veterano del ejército.

Slatten está acusado de 14 cargos de homicidio voluntario y 16 cargos de intento de homicidio; Liberty y Heard enfrentan 13 cargos de homicidio voluntario y 16 de intento de homicidio; y Slough encara 13 cargos de homicidio voluntario y 18 de intento de homicidio. Todos están además acusados de disparar un arma durante un delito violento.

___

Fred Frommer se encuentra en Twitter en: http://twitter.com/ffrommer and Eric Tucker at https://twitter.com/etuckerAP